Archivo de la etiqueta: hermann hesse

HERMANN HESSE,VERSOS “EMBAUCADORES” PARA EL JOVEN ADOLESCENTE

0afc6bcaf6a2070b30b92a80afa0915b

HERMANN HESSE

00a53f60bd73b66c0653589a70ba3054

Información biográfica

Nombre:

       Hermann

Hesse

Lugar y fecha nacimiento:

Calw

      ,

Württemberg

      (

Alemania

      ), 2 de julio de 1877

Lugar y fecha defunción:

    Montagnola

        (Suiza), 9 de agosto de 1962 (85 años)

    4cd244fd9acefbebd77842b194084b9b

    Primeros empleos y nacimiento como escritor

    Comenzó como aprendiz de librero en Esslingen am Neckar, aprendizaje que abandonó tres días después. Luego trabajó como mecánico durante catorce meses en la fábrica de relojes Perrot en Calw : el monótono trabajo reforzó en él su deseo de volver a una actividad intelectual. En octubre de 1895 empezó una nueva experiencia como librero, en la librería Heckenhauer en Tubinga, a la que se consagró en cuerpo y alma. La parte principal del fondo literario era sobreteologíafilología y derecho. La tarea del aprendiz Hesse consistía en agrupar y archivar libros. Al terminar su jornada, continuaba enriqueciendo su cultura en solitario y los libros compensaban la ausencia de contactos sociales —«[…] con los libros tenía más y mejores relaciones»—. Hesse leyó escritos teológicos, después a Goethe, y más tarde a Lessing,Schiller y textos de la mitología griega. En 1896, su poema Madonna fue publicado en una revista vienesa.

    Fuente: http://es.wikipedia.org

    5ba988afe883ea7e8c1c11960838dd33

    En 1898 Hesse llegó a librero asistente y dispuso de un sueldo respetable, que le aseguró independencia económica. En esta época leía sobre todo obras de los románticos alemanes, especialmente de Clemens BrentanoJoseph von Eichendorff y Novalis. Siendo todavía librero, publicó en el otoño de 1898 su primer libro de poemas, Canciones románticas, y en el verano de 1899, Una hora después de la medianoche. Las dos obras fracasaron comercialmente. El editor Eugen Diederichs, sin embargo, estaba convencido del valor literario de la obra y veía estas publicaciones, desde el principio, como un estímulo para el joven autor, más que como un negocio.

    8ee108b37dce96348dc9599f03a6ad41

    A partir del otoño de 1899, Hesse trabajó en una librería de ocasión en Basilea. Sus padres tenían contactos con familias basilenses cultas por lo que un reino espiritual y artístico de lo más estimulante se abrió ante él. Al mismo tiempo, el paseante solitario que era Hesse encontró la ocasión de retirarse a su mundo interior gracias a las numerosas posibilidades de viajes y paseos, lo que sirvió a su búsqueda artística personal, desarrollando en él la aptitud de transcribir literariamente sus percepciones sensoriales. En 1900 se libró del servicio militar por sus problemas en la vista. Sus dificultades de visión duraron toda su vida, al igual que su neuralgia y sus migrañas.

    80fb5849494e4c7633ce77faa0a344ef

    Fuente: http://grandespoetasfamosos.blogspot.com.es

    SEIS POEMAS DE HESSE

    Letras

    En ocasiones solemos coger la pluma
    Y escribimos sobre una hoja en blanco,
    Signos que dicen esto y aquello: todos los conocen,
    Es un juego que tiene sus reglas.
    Si viniera, en cambio, algún salvaje o loco,
    Y, curioso observador, acercase sus ojos a
    Una de esas hojas con su campo rúnico,
    Otra imagen del mundo -extraña- ahí observaría.

    Acaso un salón de mágicos retratos;
    Vería la A y la B como un hombre o animal
    Moverse, como los ojos, cabellos y miembros,
    Allí pensativos, impulsados aquí por el instinto;
    Leería como en la nieve las huellas de las cornejas,
    Correría, reposaría, sufriría y volaría con ellas
    Y vería trasguear entre los signos negros, fijos,
    O deslizarse entre los breves trazos,
    De cualquier creación las posibilidades.

    Vería arder el amor, el dolor contraerse,
    Y se admiraría, reiría, lloraría, temblaría,
    Pues tras las mejillas de aquella escritura
    El mundo entero, con su ciego impulso,
    Pequeño se le antojaría, embrujado, exiliado
    Entre los signos que, con rígida marcha,
    Avanzan prisioneros y tanto se asemejan
    Que impulso vital y muerte, deseos y pesares,
    Fraternizan hasta hacerse indiscernibles

    Gritos de intolerable angustia lanzaría
    Finalmente el salvaje, atizaría el fuego y,
    Entre golpes de frente y letanías,
    La blanca hoja entregaría a las llamas.
    Luego, tal vez adormilado, sentiría
    Cómo ese no-mundo, ese espejismo
    Insoportable lentamente retorna
    A lo nunca-sido, al ningún-lado,
    Y suspiraría, sonreiría, sanaría.

    03781bb81b8d33cc9f0bcb60d2cd08d6

    Libros

    Ninguno de los libros de este mundo
    Te aportará la felicidad,
    Pero secretamente te devuelven
    A ti mismo.
    Allí está todo lo que necesitas,
    Sol, luna y estrellas,
    Pues la luz que reclamas
    Habita en tu interior.

    Ese saber que tú tanto buscaste
    Por bibliotecas resplandece
    Desde todas las lágrimas,
    Puesto que ese libro es tuyo ahora.

    Lobo estepario

    Yo, lobo estepario, troto y troto,
    La nieve cubre el mundo,
    El cuervo aletea desde el abedul,
    Pero nunca una liebre, nunca un ciervo.

    ¡Amo tanto a los ciervos!
    ¡Ah, si encontrase alguno!
    Lo apresaría entre mis dientes y mis patas,
    Eso es lo más hermoso que imagino.
    Para los afectivos tendría buen corazón,
    Devoraría hasta el fondo de sus tiernos perniles,
    Bebería hasta hartarme de su sangre rojiza,
    Y luego aullaría toda la noche, solitario.

    Hasta con una liebre me conformaría.
    El sabor de su cálida carne es tan dulce de noche.
    ¿Acaso todo, todo lo que pueda alegrar
    Una pizca la vida está lejos de mí?
    El pelo de mi cola tiene ya un color gris,
    Apenas puedo ver con cierta claridad,
    Y hace años que murió mi compañera.

    Ahora troto y sueño con ciervos,
    Troto y sueño con liebres,
    Oigo soplar el viento en noches invernales,
    Calmo con nieve mi garganta ardiente,
    Llevo al diablo hasta mi pobre alma.

    83eb28bbc42e4ee1e22be3e623c4829f

    Reflexión

    Divino es -y eterno- el Espíritu.
    Hacia él, cuya imagen e instrumento somos,
    Conduce nuestro camino, y es nuestro entrañable anhelo
    Llegar a ser como él, fulgurar con su luz.

    Mas del barro y mortales nacimos
    E inerte pesa en nosotros -criaturas- la gravedad.
    Aunque amor y cuidados maternales nos brinde natura,
    Y la tierra nos nutra y sea cuna y tumba,
    La paz no nos otorga;
    Paternal y próvida, deshace
    La chispa del Espíritu inmortal
    De natura el amoroso encanto:
    Hace hombre al niño, diluye la inocencia
    Y nos despierta a la lucha y la conciencia.

    Así, entre padre y madre,
    Así, entre cuerpo y espíritu,
    Vacila el hijo más frágil de la Creación:
    El hombre de alma temerosa, pero capaz de lo más
    Sublime: un amor más fiel y esperanzado.

    Arduo es su camino, la muerte y el pecado lo alimentan,
    Se extravía con frecuencia en las tinieblas
    Y más le valdría a veces no haber sido creado.
    Eternamente fulge, sin embargo,
    Sobre él su misión y su destino: la luz, el Espíritu.
    Y sentimos que es a él, desamparado,
    A quien ama el Eterno especialmente.
    Por ello nos es posible amar,
    Erráticos hermanos, aún en la discordia.

    Y ni condenas ni odios,
    Sino amor resignado
    Y amorosa paciencia
    Nos acercan a la meta sagrada.

    Siddharta (fragmento)

    Siddharta.- ¿Cuántos años crees que tiene el más anciano de los samanas, nuestro venerable profesor?
    Govinda.- Quizá tenga unos sesenta.
    Siddharta.- Tiene sesenta años y no ha llegado al nirvana. Tendrá setenta y ochenta años, como tú y yo los tendremos, y seguiremos con los ejercicios y ayunaremos y meditaremos. Pero nunca llegaremos al nirvana. Ni él, ni nosotros. Govinda, creo que seguramente ni uno de todos los samanas llegará al nirvana. Ni uno. Encontramos consuelo, alcanzamos la narcosis, aprendemos artes para engañarnos. Pero lo esencial, el camino de los caminos, éste no lo hallaremos.

    Coat of arms of Esslingen am NeckarCoat of arms of Esslingen am Neckar (Photo credit: Wikipedia)

    Vida de una flor

    Por la verde ronda de hojas ya se asoma
    Con temor infantil, y apenas mirar osa;
    Siente las ondas de luz que la cobijan,
    Y el azul incomprensible del cielo y del verano.
    Luz, viento y mariposas la cortejan; abre,
    Con la primera sonrisa, su ansioso corazón
    Hacia la vida, y aprende a entregarse,
    Como todo ser joven, a los sueños.

    Mas ahora ríe toda, arden sus colores
    Y en su cáliz asoma ya el dorado polen;
    Aprende a sentir el calor del mediodía
    Y, agotada, se inclina al lecho de hojas por la tarde.

    Labios de mujer madura con sus bordes,
    Donde las líneas tiemblan por la edad ya presentida.
    Cálida florece al fin su risa, en cuyo fondo
    Amarga caducidad y hastío anidan.

    Pero ya se ajan y reducen los pétalos,
    Ya cuelgan pesadamente sobre las semillas.
    Palidecen los colores como espectros: el gran
    Secreto envuelve ya a la moribunda.

    71534aec2e8188dfccbf68b341107366

    RELATED ARTICLES
    Anuncios

    HERMANN HESSE

    HERMANN HESSE

    Hermann Hesse, photographed this yearHermann Hesse, photographed this year (Photo credit: Wikipedia)

    Hermann Karl Hesse (pronunciado /ˈhɛɐman ˈhɛsə/) (CalwBaden-Wurtemberg,Alemania2 de julio de 1877 – MontagnolaCantón del TesinoSuiza9 de agosto de1962), fue un escritorpoetanovelista y pintor suizo de origen alemán.

    Recibió el Premio Nobel de Literatura en 1946, como reconocimiento a su trayectorialiteraria.

    Sunset on the CuandoSunset on the Cuando (Photo credit: mp3ief)

    Vida

    Lugar de nacimiento de Hesse, en Calw(1877).

    Hermann Karl Hesse nació en Calw, localidad ubicada en Baden-Wurtemberg, donde transcurrieron los tres primeros años de su vida (hasta 1880) y tres años de colegio (1886 a 1889). Descendiente de misioneros cristianos, la familia tuvo desde 1873 una editorial de textos misioneros dirigida por el abuelo materno de Hesse, Hermann Gundert. Fue hijo de Marie Gundert nacida en Basilea, (Suiza), en 1842 y de Johannes Hesse, nacido en 1847, hijo de un médico originario de Estonia. Tuvo cinco hermanos de los que dos murieron prematuramente.

    English: Hermann's Hesse's memorial on the Nic...English: Hermann’s Hesse’s memorial on the Nicholas Bridge in Calw, administrative district Calw, Baden-Wurttemberg, Germany Deutsch: Hermann-Hesse-Denkmal auf der Nikolausbrücke in Calw, Landkreis Calw, Baden-Württemberg, Deutschland Français : Monument de Hermann Hesse sur le pont de Nicolas dans Calw, district Calw, le Baden-Wurtemberg, l’Allemagne Español: Monumento de Hermann Hesse en Nikolausbrücke en Calw, distrito Calw, el Baden-Wurtemberg, Alemania (Photo credit: Wikipedia)

    Durante sus primeros años, su mundo estuvo impregnado por el espíritu delpietismo suabo. En 1881, la familia se instala en Basilea, volviendo a los cinco años a Calw. Terminados sus estudios latinos con éxito en Göppingen, Hesse ingresa en 1891 en el seminario evangélico de Maulbronn, del que se escapó en marzo de 1892 a causa de la rigidez educativa que le impedía, entre otras cosas, estudiar poesía –seré poeta o nada-, dice en su autobiografía. En Bajo las ruedas hará una descripción del sistema educativo.

    alemania_2005_013alemania_2005_013 (Photo credit: Carlos el hormigo)

    Continuos y violentos conflictos con sus padres lo llevan a una odisea a través de diferentes instituciones y escuelas. Entra en una fase depresiva e insinúa, en carta de marzo de 1892, ideas suicidasquisiera partir como el sol en el ocaso, y en mayo, hace una tentativa de suicidio, por lo que lo ingresan en el manicomio de Stetten im Remstal, y más tarde en una institución para niños en Basilea. En 1892 entró en el instituto deBad Cannstatt, en Stuttgart y en 1893, a pesar de obtener el diploma de ingreso de primer año dejó los estudios.

    FUENTE: http://es.wikipedia.org

    English: "Hermann-Hesse-Museum" in C...English: “Hermann-Hesse-Museum” in Calw, administrative district Calw, Baden-Wurttemberg, Germany Deutsch: Hermann-Hesse-Museum in Calw, Landkreis Calw, Baden-Württemberg, Deutschland Français : Musée de Hermann Hesse dans Calw, district Calw, le Baden-Wurtemberg, l’Allemagne Español: Museo de Hermann Hesse en Calw, distrito Calw, el Baden-Wurtemberg, Alemania DEBaden-Württemberg75365 (Photo credit: Wikipedia)

    ALGUNOS POEMAS DE HERMANN HESSE

    FUENTE: http://grandespoetasfamosos.blogspot.com.es

     

    Anochecer en la aldea

    Entra el pastor con sus ovejas
    Por callejuelas silenciosas,
    Dormir desean las casuchas
    Y cabecean en la sombra.
    Entre los muros donde estoy
    Me siento solo y extranjero,
    Mi corazón apura el cáliz
    De mi dolor con pesadumbre.

    Donde el camino me llevó
    Siempre una lumbre daba abrigo,
    Pero yo nunca conocí
    Qué son una patria y un hogar.

    ComoComo (Photo credit: Axel V)

    De noche (fragmento)

    De noche lentamente andan por el campo las parejas, las mujeres sueltan su pelo, cuenta su dinero el comerciante, los ciudadanos leen con temor las novedades en el diario de la tarde, niños con los pequeños puños cerrados honda y suficientemente duermen. Cada uno hace lo único verdadero, sigue una misión sublime, lactante, ciudadano, parejas: ¿y yo, en cambio, yo no? ¡Sí! También mis nocturnos actos cuyo esclavo soy, no pueden escapar al espíritu del mundo, ellos también tienen sentido. Y voy así, de un lado para otro, bailo íntimamente, susurro tontas canciones callejeras, a Dios alabo y a mí mismo, bebo vino y fantaseo, como si fuera un bajá, siento en los riñones unas molestias, sonrío, bebo más, a mi corazón digo sí (mañana es imposible), tramo a partir de pasados dolores un poema, como jugando, veo rodar la luna y las estrellas, intuyo su sentido, siento como si viajara con ellas, no importa a dónde.

    Hesse, UntitltedHesse, Untitlted (Photo credit: profzucker)

    Demian (fragmento)

    Y me contó la historia de un muchacho enamorado de una estrella. Adoraba a su estrella junto al mar, tendía sus brazos hacia ella, soñaba con ella y le dirigía todos sus pensamientos. Pero sabía, o creía saber, que una estrella no podría ser abrazada por un ser humano. Creía que su destino era amar a una estrella sin esperanza; y sobre esta idea construyó todo un poema vital de renuncia y de sufrimiento silencioso y fiel que habría de purificarle y perfeccionarle. Todos sus sueños se concentraban en la estrella. Una noche estaba de nuevo junto al mar, sobre un acantilado, contemplando la estrella y ardiendo de amor hacia ella. En el momento de mayor pasión dio unos pasos hacia adelante y se lanzó al vacío, a su encuentro. Pero en el instante de tirarse pensó que era imposible y cayó a la playa destrozado. No había sabido amar. Si en el momento de lanzarse hubiera tenido la fuerza de creer firmemente en la realización de su amor, hubiese volado hacia arriba a reunirse con su estrella.

    (…)

    Las cosas que vemos son las mismas cosas que llevamos en nosotros. No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque creen que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino que elige la mayoría.

    Escudo Gobernador CaraquezEscudo Gobernador Caraquez (Photo credit: Wikipedia)

    Días del destino (fragmento)

    Cuando los tristes días amanecen y fríamente hostil nos mira el mundo, retraída se encuentra tu confianza y totalmente sobre ti descansa. Mas, relegado solamente a ti y por viejas las alegrías lejos, vas divisando nuevos paraísos que a tu creencia se dirigen todos. Como aquello más propio reconoces lo que ayer te pareció hostil y extraño, y con un nuevo nombre denominas tu destino, que libremente aceptas. Y lo que amenazaba sofocarte espíritu respira y es amigo, es para ti un guía, un mensajero que lo más alto enseña y te señala.

    Hermann HesseHermann Hesse (Photo credit: Wikipedia)

    Enseñanza

    Algo más, algo menos, mi querido muchacho,
    Las voces de los hombres son todas un engaño;
    Sólo somos honestos cuando niños,
    Y ya después en el sepulcro.

    Yacemos luego junto a los que nos precedieron,
    Sabios al fin y llenos de fría claridad,
    Y, con huesos blancos, crujir hacemos la verdad,
    Y alguno mentiría, otros preferirían una vez más vivir.

    English: Tomb of Hermann HesseEnglish: Tomb of Hermann Hesse (Photo credit: Wikipedia)

    Esbozos

    El viento del otoño crepita frío entre los juncos secos,
    Envejecidos por el anochecer;
    Aleteando, las cornejas vuelan desde el sauce, tierra adentro.

    Un viejo solitario se detiene un instante en una orilla,
    Siente el viento en sus cabellos, la noche y la nieve que se acercan,
    Desde la orilla en sombras mira la luz enfrente
    Donde entre nubes y lago la línea de la costa más lejana
    Todavía refulge en la cálida luz:
    Áureo más allá, dichoso como el sueño y la poesía.

    La mirada sostiene con firmeza en la fulgurante imagen,
    Piensa en la patria, recuerda sus buenos años,
    Ve palidecer el oro, lo ve extinguirse,
    Se vuelve y, lentamente, se dirige
    Tierra adentro desde aquel sauce.

    Look of the Nikolausbrücke over the river Nago...Look of the Nikolausbrücke over the river Nagold in the direction of north in Calw, administrative district Calw, Baden-Wurttemberg, Germany (Photo credit: Wikipedia)

    Hoja marchitada (fragmento)

    Cada flor tiende a ser fruto, cada mañana tiende a convertirse en noche, nada hay eterno en esta tierra, excepto el cambio o la huida. También el verano más hermoso quiere sentir alguna vez el otoño y lo marchito. Permanece, hoja, quieta y con paciencia, si intenta el rapto alguna vez el viento. Juega tu juego sin nunca defenderte, deja que tranquilamente ocurra, y por el viento que te arranca déjate soplar hacia tu casa.

    Relief am Brunnen auf dem HesseplatzRelief am Brunnen auf dem Hesseplatz (Photo credit: Wikipedia)

    Huida de la juventud

    El estío, cansado, inclina la cabeza
    Para verse surgir, amarillo, del lago.
    Hago mi camino cansado y polvoriento
    Por las alamedas en penumbra.
    El viento titubea y corre entre los álamos.
    A mis espaldas, el cielo empieza a enrojecer.
    Delante de mí tengo el miedo de la noche.
    Y crepúsculo. Y muerte.

    Hago mi camino cansado y polvoriento,
    Y detenida y dudosa queda tras de mí
    La juventud, que baja su hermosa cabeza
    Y se niega a acompañarme.

    English: Hermann Hesse HouseEnglish: Hermann Hesse House (Photo credit: Wikipedia)

    RELATED ARTICLES

    DEMIAN,DE HESSE: EL VALOR TRASCENDENTE DEL ESCLARECIMIENTO MORAL

     

     

     

    FUENTE: http://zonaliteratura.com/index.php/2012/11/04/demian-de-hesse-el-valor-trascendente-del-esclarecimiento-moral-por-jorge-a-buckingham/

     

    Se sabe que la moral constituye aquella conciencia de libertad propia del ser humano, a través de la cual sus actos son juzgados como buenos o malos. En términos generales, la moral puede ser conceptualizada como aquel conjunto de valores deseables en toda persona, en el que incluyen el respeto a la dignidad humana y la igualdad de las personas, en torno a su género y ante la ley.

     

     

    En una sociedad democrática y pluralista como la nuestra, existen muchas modas que aparecen en cada período posterior a una crisis de valores morales y/o éticos. En estos tiempos de globalización, la Ética se ha puesto de moda. Todos hablan de ella: los políticos, los científicos, los medios de comunicación, los abogados, los jóvenes, los no tan jóvenes, todos los sectores de la sociedad.

     

     

    Sin embargo, cabe la pregunta: ¿podemos adjudicar a la conciencia moral un valor de trascendencia, que justifique nuestros esfuerzos para convivir saludablemente en una sociedad en la que la decadencia y la confusión parecen prevalecer en el sistema? Para tratar de dilucidar éste panorama, presentamos éste análisis a la novela Demian: Historia de la Juventud de Emil Sinclair, deHermann Hesse, uno de los más profundos escritores del siglo pasado.

     

     

    Ilustremente aquejado

     

    Hermann Karl Hesse nació el 2 de julio de 1877 en Calw, Baden-Wurtemberg (Alemania). Descendiente de misioneros cristianos, su familia tuvo una editorial de textos religiosos que fue dirigida por su abuelo materno: Hermann Gundert. Sus padres fueron Marie Gundert y de Johannes Hesse, hijo de un médico originario de Estonia. Tuvo cinco hermanos de los que dos murieron prematuramente.

     

     

    Durante los primeros años, el mundo de Hesse estuvo impregnado por el espíritu del pietismo suabo. En 1881, la familia se instala en Basilea, volviendo a los cinco años a Calw. Una vez que termina con éxito sus estudios latinos en Göppingen, ingresa en el seminario evangélico de Maulbronn, del que pronto se escaparía, a causa de la rigidez educativa que le impedía -entre otras cosas- estudiar poesía –“seré poeta o nada”-, dice en su autobiografía. En Bajo Las Ruedas (1906) hace una descripción de ese opresivo sistema educativo.

     

     

    Hesse sostuvo continuos y violentos conflictos con sus padres, que lo llevan a un intenso peregrinaje a través de diferentes escuelas e instituciones. Pronto entra en una fase depresiva y manifiesta tendencias suicidas: “quisiera partir como el Sol en el ocaso”, y al poco tiempo hace una tentativa de suicidio, (por lo que lo internan en un manicomio, y luego en una institución para niños).

     

     

    A fines de 1895, Hesse empezó una nueva experiencia como librero en la librería Heckenhauer, a la que se consagró en cuerpo y alma. La parte principal del fondo literario era sobre teología, filología y derecho. La tarea del joven aprendiz consistía en agrupar y archivar cantidades de libros. Al terminar su jornada, continuaba enriqueciendo su cultura en solitario y los libros compensaban la ausencia de contactos sociales: “…con los libros tenía más y mejores relaciones”.

     

     

    La consagración literaria permitió a Hesse casarse en 1904 con Maria Bernoulli, y fundar una familia. Escribió su segunda novela, Bajo Las Ruedas, además de relatos y poemas. Su siguiente novela, Gertrude (1910), supone una crisis de creatividad en Hesse. Acabó a duras penas la obra y más tarde la consideró fallida. En 1911, debido a algunos problemas familiares, tuvo que viajar por Ceilán e Indonesia. Allí no pudo encontrar la inspiración espiritual y religiosa que anhelaba. No obstante, este viaje impregnó sus obras posteriores, comenzando por Cuadernos Hindúes (1913).

     

     

    Tras la declaración de la Primera Guerra Mundial en 1914, Hesse se presentó como voluntario en la embajada alemana. Se le declaró inútil para el combate y destinado en Berna, para asistir a prisioneros de guerra en su embajada. Los conflictos con el público alemán no se habían disipado, cuando Hesse sufrió una nueva vuelta de tuerca que le sumió en una crisis existencial más profunda: la muerte de su padre, la grave enfermedad de su hijo Martin y la crisis esquizofrénica de su esposa. Entre septiembre y octubre de 1917 Hesse redactó su novela Demian. El libro fue publicado en 1919, con el seudónimo de Emil Sinclair.

     

     

    En gran parte, por esta obra tardía le fue concedido en 1946 el premio Nobel de literatura. Después de la Segunda Guerra Mundial, su creatividad fue declinando: escribió relatos y poemas, pero ninguna novela. Murió mientras dormía, a los ochenta y cinco años, el 9 de agosto de 1962 en Montagnola, a consecuencia de una hemorragia cerebral. Sus obras -consideradas de gran valor espiritual y humanístico- han contribuido enormemente al despertar artístico de generaciones enteras haciendo un aporte significativo para la literatura universal.

     

    Periplo maniqueísta

     

    Demian: Historia de la Juventud de Emil Sinclair es una novela de formación, porque su propósito es relatar la evolución espiritual de un adolescente, recorriendo y atravesando los difíciles años de su crecimiento. El colegial Sinclair es engatusado por Kromer, un mal compañero -vagabundo y fanfarrón- que actúa como un hombre experimentado: escupe al suelo y se hace obedecer. Sinclair, atraído por la personalidad de Kromer, engaña a sus padres, roba y cae por el tobogán del pecado. Entonces aparece Demian, otro condiscípulo que se expresa de manera distinta, una mirada entre fría, intemporal y misteriosa que parece salir de un pasado atemporal.

     

    Demian es una novela que refleja gran parte de la vida de Hesse. Muchos críticos tienden a suponer que Emil Sinclair es un “alter-ego” que Hesse utilizó para retratar su propia vida. El Hesse-Sinclair que se muestra aquí, es el yo-real, impregnado de los valores tradicionales de la cultura moderna y la religión cristiana, pero a la vez, un ser inconforme y gustosamente alejado del rebaño humano, permanentemente cuestionado a sí mismo en la búsqueda de superar la vieja moral y la esperanza de sentido en medio de una sociedad en decadencia. Por otra parte, Max Demian representa el yo-ideal que Hesse dibuja siempre con un semblante filosófico-reflexivo, cuyo sentido de la existencia busca ser trascendental, y que se opone a toda tradición hegemónica para transformarla y crear nuevos valores.

     

    Cover of "Demian (Perennial Classics)"Cover of Demian (Perennial Classics)

     

    Entendido el libro de este modo, vemos en su protagonista el reflejo del autor que se mueve entre dos mundos. El de la Luz, la familia y las tradiciones sociales, y el mundo de la Oscuridad: formado por todo aquello que le es ajeno. Como buen adolescente se siente atraído por este último. Hesse nos refleja la tormenta de emociones y temores que vive un adolescente. Nos enseña el camino que su protagonista sigue para realizarse como persona, dejando de lado las partes que le resultan superfluas mientras va sacando a la luz su propia esencia.

     

    Hesse, en la introducción al libro señala:

     

    …He sido un hombre que busca y lo soy aún, pero no busco ya en las estrellas ni en los libros: comienzo a escuchar las enseñanzas que mi sangre murmura en mí. Mi historia no es agradable, no es suave ni armoniosa como las historias inventadas; sabe a insensatez y a confusión, a locura y a sueño, como la vida de todos los hombres que no quieren mentirse más a sí mismos…

     

    Por lo tanto, la figura de Abraxas resulta ser la representación de lo divino y de lo demoníaco en la realidad metafísica. Demian alguna vez le dijo a Emil que habría que ahondar más allá del dios al que se le rendía culto, porque tan solo representaba la mitad del mundo, es decir el mundo luminoso. Habría que buscar la otra mitad, un culto a lo demoníaco, al mundo oscuro. Abraxas es el dios que hace posible la visión de los dos mundos en uno solo.

     

    Upton Sinclair (LOC)Upton Sinclair (LOC) (Photo credit: The Library of Congress)

     

    Ética y psicoanálisis

     

    La psicología de Jung influiría de manera significativa en toda la obra literaria de Hesse, a la par que éste recogía el desesperanzador panorama que en Europa se observa desde la Primera Guerra Mundial. A partir de esta experiencia, en la novela Demian: Historia de la Juventud de Emil Sinclair, Hesse refleja una vida interior conflictiva en la búsqueda de la superación de la moral de la Modernidad: valores burgueses, cristianismo hegemónico, escuela tradicional, entre otros aspectos que han impregnado grandes verdades y han eclipsado el fondo de la individualidad de muchos seres humanos.

     

    Por otro lado, la psicología de Jung en Hesse ejerce influencia en la vida onírica de todos los personajes. Los sueños son de vital importancia para la realidad, pues contribuyen a confluir pasado, presente y un posible futuro a través de los deseos inconcientes, simbolizados con imágenes que cobran forma visible a través de la vida misma.

     

    Con estas palabras Hesse sustenta su tesis:

     

    Todos los hombres viven momentos difíciles. Para los de nivel general, es éste el punto de la existencia en el que surge la máxima oposición entre el avance de la propia vida y el mundo circundante, el punto en que se hace más difícil la vida pasa por aquel morir y renacer que es nuestro destino, sólo esta vez, cuando todo lo que hemos llegado amar quiere abandonarnos y sentimos de repente en nosotros la soledad y el frío mortal de los espacios infinitos.

     

    Demian: Historia de la Juventud de Emil Sinclair es una hermosa novela que nos enseña que la juventud es una época de la vida en la que se deben buscar alternativas para solventar los problemas con paciencia y rigor. Si queremos ser hombres capaces, realmente críticos y trascendentes, diferentes del espíritu gregario imperante, debemos mirarnos hacía adentro, conocernos a nosotros mismos para saber enfrentar al mundo exterior. Para tal conocimiento hay que mantener la conciencia del mundo completo cuyas caras son el bien y el mal, y que ambas aparecerán en nuestras acciones vitales influyendo en sus consecuencias.

     

    The cover of the book Demian by Hermann Hesse.The cover of the book Demian by Hermann Hesse. (Photo credit: Wikipedia)

     

    En última instancia, nuestra conciencia moral sólo pertenece a Dios y a nosotros mismos. Por lo tanto, debemos saber que ella estará siempre ahí latente, advirtiéndonos de ciertas cosas antes de tomar decisiones; como también rezongándonos cuando hemos tomado una decisión apresurada o inapropiada. Y esto seguirá ocurriendo aún cuando estemos exhortados a seguirla, a pesar de los errores. En todo caso, lo importante es ser consecuentes y leales, a pesar de las limitaciones. Después de todo, no sabemos cuándo tendremos que defender nuestra propia postura a capa y espada.

     

     

    Related articles