Archivo de la etiqueta: Spanish pronouns

POÉTICAS."LITERATURA ÁRABE"

211669251206555427_FwCG32Ej_c

MOHAMMAD SABBAG

En la poesía de Mohammad Sabbag (Marruecos, 1927), encontramos, en palabras de Vicente Aleixandre, “cantos inconfundibles, donde hay tanto de pasión propia, coloreada y patética, como de alcanzados acentos de iluminada solidaridad”.

FUENTE: http://poeticas.es

187673509441944634_6yd1sLvj_c

 

EL LOCO

Durante los diez primeros años de mi vida,
escribí sobre mi traje escolar:
Mi pueblo es mi canción.
Y seguí cantando…
Pasó el tiempo. Sopló el aire. Y se llevó mi canto.

Durante los segundos diez años de mi vida,
tracé sobre mi libro, con mi pluma:
Mi pueblo es mi juventud.
Pasó el tiempo. Sopló el aire. Y borró mi escritura.

Durante los últimos diez años de mi vida,
escribí con mi propio sudor, sobre mi frente:
Mi pueblo –y vuestro pueblo– se ha dormido en vuestros brazos.
Y pasa junto a mí mi propia gente, espantada, diciendo:
¡Ese es el loco! ¡Alejaos de él!

El árbol de fuego, 1954. Versión de Pedro Martínez Montávez.

219761656787321898_gMOypDrN_c

 

IBN RASIQ

El magrebí Ibn Rasiq (¿?-1064), formado en Kairwan y fallecido en Sicilia, fue, además de notable poeta, antólogo y crítico literario. Sus Fundamentos sobre poesía y crítica literaria constituyen una obra esencial para el estudio de la poética árabe.

LA POESÍA

La poesía es una buena cosa,
nada se le puede objetar.
A poco que haga
se lleva la tristeza del triste
y con sutileza saca del argumento conclusión.
Cuánta mirada ha trastocado, de horrenda, en bella.
Cuánto ardor ha sofocado
en el corazón ardiente del enamorado.
Cuánta clemencia ha encendido
en el corazón arisco y duro.
A cuánto poeta olvidado,
con las puertas cerradas al consuelo,
le acercó su lengua al rey coronado.
Enseñad, pues, a vuestros hijos
la medicina que cura la vida.

Traducción de Josefina Veglison Elías de Molins.

37154765646837178_HyxTdEXJ_c

 

ADONIS

Para Alí Ahmad Said, Adonis (Siria, 1930), la poesía es la más amplia de todas las disciplinas del pensamiento. Con su obra, ha contribuido a la renovación de la lírica árabe, abriéndola a la literatura europea e internacional y ensayando nuevas formas como el poema en prosa.

A SÍSIFO

A Halim Barakat

Juré que escribiría sobre el agua.
Juré que llevaría con Sísifo
su sorda roca.
Juré que me quedaría con Sísifo,
sometiéndome a la fiebre y a las centellas,
buscando en las órbitas ciegas
una última pluma
que escribiera a la yerba y al otoño
el poema del polvo.
Juré vivir con Sísifo.

Canciones de Mihyar el de Damasco, 1961. Traducción de Pedro Martínez Montávez y Rosa Martínez Lillo.

19703317089447022_RY8nKMAQ_c

 

ABD AL-WAHHAB AL-BAYATI

El iraquí ‘Abd Al-Wahhab Al-Bayati (1926-1999) concibe la poesía como magia. El amor, la muerte y el exilio son sus constantes temáticas. Rompió con quince siglos de tradición poética al introducir el verso libre en la poesía árabe, por lo que es reconocido como el más importante poeta de la lírica árabe contemporánea.

149604018842645589_UN8qm0yY_c

POESÍA Y REVOLUCIÓN

«La falsedad del verso
es su mayor dulzura»,
afirmaban.
Mentían,
hatajo de haraganes tuertos,
sandalias de implacables sultanes
invasores.
¡Destruye esos ídolos, poesía!
¡Irrumpe en todo lo que nos atañe!
Ven a recorrer los mares,
a contemplar la estrella de los pueblos.
Que yo voy a lanzar al vuelo las campanas,
a entrar en la hoguera con los pies desnudos.

Palabras inmortales, 1960. Traducción de Federico Arbós Ayuso.

71072500340301663_6bwIlQ2g_c

EL POETA SE DISCULPA POR TAN BREVE DISCURSO

Señoras y señores:
mi discurso será breve,
pues detesto que las palabras ocupen todo mi tiempo.
Mi lengua
no es una espada de madera.
Mis palabras, señoras, son de oro.
Mis palabras, señores, son racimos de cólera:
no estoy borracho, sino harto.
Las velas se han apagado,
las noches son frías.
Y yo llevo mi corazón en una maleta
como un niño muerto cuya cruz se hundió en el llanto
después de mil traiciones, tras un millar de sucias mentiras.
Mi discurso ha sido breve:
no estoy borracho, simplemente me burlo
de mi propio dolor.
Yo no soy el César,
pero Roma está ardiendo por los cuatro costados.
Y mi alma se ahoga
bajo mil traiciones, entre un millar de sucias mentiras.
Adiós, pues,
señoras y señores.

El fuego y las palabras, 1964. Traducción de Federico Arbós Ayuso.

107030928616084506_oKDZdyiR_c

Related articles

POEMAS DE JOSÉ MARÍA MEDINA

piernas_2

José María Medina,(27 de junio de 1961).

Poeta nace en Soría,fue miembro de la Fundación Antonio Machado con sede en Colliure,ingresó en 1981.

Estudió el Bachillerato en el Instituto Antonio Machado  de Soría.Al año siguiente se trasladó a Madrid para

estudiar Cine y Televisión.

Español: Fachada del Colegio de la Compañía de...
Español: Fachada del Colegio de la Compañía de Jesús en Soria, actual Instituto Antonio Machado. (Photo credit: Wikipedia)

Español: Fachada del Colegio de la Compañía de Jesús en Soria, actual Instituto Antonio Machado. (Photo credit: Wikipedia)

Después de un tiempo sin actividad y sin poder trabajar por enfermedad;se refugia en la poesía,que nunca

olvida.En 2007;después de ser operado,unos años antes,publica sus poemas en grupos de poesía y recibe

premios por su trayectoria muy interesante.

Recuperado estos años por médico psiquiatra,con psicotarápias y psicoanálisis,y por un neurólogo en base

a sus discapacidades.

A Mujer sentada de espaldas a la ventana abierta 1922 Montreal Museum of Fine Arts

Hoy se dedica y trabaja en blogs,grupos y foros;con diversas temáticas.Su espíritu es la fuerza ante la

inclemencia y su confianza la entrega a los demás.

DOS POEMAS DE JOSÉ MARÍA MEDINA

751638[1]

20070706020452-20070703191757-melancolia-en-la-ventana-p-

DEJANDO EL ESPACIO AL QUE NO ESTÁ

Nunca me cansaría de mirar

unas piernas bonitas de mujer

por qué se contornean milagrosamente

Busco de nuevo una asociación en los planos

que me lleve con mi tesón a escrutarlas

en mi voluntad y paciencia conjuntas

de un todo que no sabemos si sigue ahí

No habrá suerte para ello

por saber todos que eso todavía no existe

En el verso puro asustan mis letras claras,

sopesar el día claro y soleado es tarea difícil,

pues al mismo,como un camaleón,cambio de ser.

Para estar con ellos,para con otros que son figuras,

que murieron por mala salud.

Olvido todo esto por insano,su nombre y el mío,

lo llevo dentro de mi espacio reservado,sano,claro.

No le voy a hacer ascos  a la parafernalia barata

sobre ellas y de momentos de dolor en varias direcciones.

Pasando  de este sortilegio entonces surge la realidad

nefasta,al no ser todavía la real,aunque me gusten,

las chicas que gustan a todos y pocas veces lo exteriorizamos,

por mirarnos nosotros mismos en ellas,

que son tan bellas,fuertes y mandonas como tales,

las deseo conspicuamente en imágenes que no en vida.

Y que no pase de ser un divertimento las vidas de los muertos.

SIN ANÁLISIS ABARCAMOS MÁS

ventana abierta

Con la ventana abierta

miramos más a la algaravía de la calle

nos gusta el sake y todo lo que queda te cuento,

poco recabamos en la gente,podemos quedar solos,

nos acostamos vivos y nos levantamos muertos,

ante el milagro de la vida soñamos,

en el ensueño conjugamos los dolores,

todo lo que pueblan los sentidos hábidos y habidos por haber,

por ser y estar  hechos de estructuras y objetos animados

que nunca quedan atrás en deshuso.

Por qué no entrelazar las sendas unas con otras,

que nos sentimos prisioneros de palabras y vecinos.

Sin voz las conversaciones nos llenan y,

hoy como siempre que quise saber más sobre el futuro,

para intelectualmente brillar,almacenar datos

tetrapléjicos de los cuales un milagro se dió,

que nunca me hicieron poner en práctica,

en rincones de la línea dura dejo siempre

para dormir tranquilo,sea dónde sea,

haga lo que haga,con la persona que quiera

y me invite a ello sólo en un pasado lisonjero,

por qué para mi fue así mi vida,

más lenta lluvia observadora,más silenciosa la casa.

Con contingencia cerebral busco la verdadera realidad

sin atormentarme sólo lo suficiente en vida.

Cuando veo la calle pasar con la ventana y el cristal,

cada día de medidas dispares,

de un lado y otro cualquiera,de primavera una mañana

pinto mis dolores en literatura.

20070519000423-poeta

Related articles

METAPOESÍA EN LENGUA ESPAÑOLA: ESPAÑA

SE VAIS A COMER UNA MIERDA LOS DE INTERNET
SE VAIS A COMER UNA MIERDA LOS DE INTERNET (Photo credit: pedrobea)

LEOPOLDO ALAS,ROSA CHACEL,JOSÉ CEREIJO,MANUEL DE CABANYES,ALFONSO ALBALÁ,JOSÉ GUTIÉRREZ.

LEOPOLDO ALAS

FUENTE: http://poeticas.es/?p=2933

Una carezza...
Una carezza… (Photo credit: Claude…)
Leopoldo Alas "Clarín"
Leopoldo Alas “Clarín” (Photo credit: Wikipedia)

Cotidianeidad, ficcionalización de lo vivido y un lenguaje sobrio, suavemente literaturizado, son las características de la poesía de Leopoldo Alas Mínguez (La Rioja, 1962-2008), sobrino-nieto de Clarín.

SAGE Arithmetic Unit in Museum Storage
SAGE Arithmetic Unit in Museum Storage (Photo credit: cstmweb)

POÉTICA

En los tiempos que corren, salvo si tengo miedo,
prefiero estar sin preguntarme nada.
No importa dónde quedan los días que han pasado
ni entender si es eterna la vida, breve o larga.
Lo único que pido son sentimientos claros
y ver la luz del sol cuando despierto.

Comprendo que se va estrechando el cerco
y que el azar me tiende inesperadas trampas.
Los sueños no me alteran porque sé que son vanos
y olvidar me libera de penosas jornadas.
En mañanas oscuras, pocas veces al año,
me cubro con la sábana y lloro por los muertos.

La condición y el tiempo, 1992.

SI CAMBIO DE OPINIÓN

Las leyes de la versificación
crean los conceptos, y no al revés.

Lo leo en la reseña que hace Dobry en Babelia
sobre Parménides, de César Aira.
Cuenta que el sabio griego no escribió su poema
Sobre la naturaleza, pilar de la metafísica;
que se lo encargó a un negro llamado Perinola
y el negro lo compuso como le iba saliendo,
juntando disparates y ocurrencias.
Así, lo sublime se vuelve banal…
Una teoría ontológica fundamental
en la tradición filosófica de Occidente
se muestra como el ejercicio retórico
de un humilde poeta a sueldo.

Esta tarde he creído verte
asomado por encima de un cartel publicitario
que decía: “¿Y si cambias de opinión?”.
Tú te reías de ella. A mí, con la poesía,
me pasa lo que al negro con los versos.
Que escribo lo que escribo
en función del ritmo y de la medida,
de normas que me obligan y de otras que me invento
para que no se diga ni decir demasiado.

Con la rima no sé que ocurriría,
qué formas me impondría,
a qué conclusiones me llevaría.
Prefiero no saberlo todavía.
Si cambio de opinión, te enterarías.

Concierto del desorden, 2007.

Etiquetas:

ROSA CHACEL

Busto de Rosa Chacel en el Campo Grande de Val...
Busto de Rosa Chacel en el Campo Grande de Valladolid (Photo credit: Wikipedia)

La narradora y poeta vallisoletana Rosa Chacel (1898-1994), miembro de la generación del 27, optó por una poesía intelectual y de gran contención verbal. En el siguiente poema, expresa su ideario en términos nietzcheanos, defendiendo laliteratura apolínea frente a la dionisíaca.

APOLO

Habitante de los anchos portales
donde el laurel de la sombra oculta el arpa de la araña,
donde las losas académicas,
donde las arcas y las llaves mudas,
donde el papel caído
recubre el polvo de frágil terciopelo.

¡El silencio dictado por tu mano,
la línea entre tus labios sostenida,
tu suprema nariz exhalando un aliento
como brisa en las praderas,
por gemelas vertientes recorriendo los valles de tu pecho,
y en torno a tus tobillos un espacio
pálido como el alba!

¡Eterna, eternamente un universo a imagen tuya!
Con la frente a la altura de tu plinto,
viniendo de aritméticas vacías como claustros,
de cielos oprimidos como flor entre páginas,
¡eternamente! dije, y desde entonces,
¡eternamente! digo.

Beso a mi voz, que expresa tu mandato,
la suelto y voy hacia ti, como paloma
obediente en su vuelo,
libre en la jaula de tu ley.

El trazo de tu norma, en el basalto
de mi inocencia oscura,
el paso de tu flecha ¡para siempre!
Y hasta el fin tu soberbia.
Sobre mí, solo eterno
tu mandato de luz, Verdad y Forma.

Versos prohibidos, 1978.

Etiquetas:

JOSÉ CEREIJO

Roman bridge over the river Ofanto, near Canos...
Roman bridge over the river Ofanto, near Canosa di Puglia (Italy) (Photo credit: Wikipedia)

La poesía del pontevedrés José Cereijo (1957) se caracteriza por la expresión de inquietudes existenciales, el uso de una lengua poética precisa y natural y cierto clasicismo ético y formal.

EXEGI MONUMENTUM…

Me divierte la idea de imaginar la gloria
bajo la forma de una vieja estatua
en un rincón cualquiera (deyecciones
de infrecuentes palomas, y hasta quizá la inútil
sabiduría de algún erudito local,
más oscuro aún que yo, por único homenaje):
apreciable metáfora del modo
en que nos trata el tiempo,
reafirmando con ello su antigua, y merecida,
reputación de justo.
No me divierte menos sospechar que es probable
el que no exista nunca –salvo en este poema,
que adquiere así la condición de un corte
de mangas al olvido, vanidoso
y enteramente inútil, por supuesto.
Lamento únicamente
la imposibilidad de que me inviten
no a la inauguración, tan banal y aburrida,
sino al comienzo de su deterioro
o de su muy probable inexistencia:
a eso, en cambio, sí que asistiría
–como único invitado, desde luego,
y, aunque esté mal decirlo (ya lo sé),
no enteramente a salvo del orgullo.

Las trampas del tiempo, 1999.

MATERIALES

Aprende a conocer y amar esta existencia
silenciosa, brutal, compleja, insuficiente:
con ese material –no hay otro para nadie–,
Virgilio, Dante, Shakespeare, hicieron su trabajo.

Las trampas del tiempo, 1999.

MANUEL DE CABANYES

English: Exposición sobre Christo, Museo Würth...
English: Exposición sobre Christo, Museo Würth La Rioja (Agoncillo, La Rioja, España) (Photo credit: Wikipedia)

El barcelonés Manuel de Cabanyes (1808-1833) planteó una poesía de espíritu romántico desde un clasicismo formal y temático. Defendió la independencia moral del poeta y ensayó nuevos metros, imitando ritmos propios de la métrica latina.

LA INDEPENDENCIA DE LA POESÍA

Eu nunca consenti que a minha lyra
fosse lyra de cortes:
a verdad, a so unica verdade
soube inspirar-me o canto.
FRANCISCO MANOEL

Como una casta ruburosa virgen
se alza mi Musa, y tímida las cuerdas
pulsando de su arpa solitaria,
suelta la voz del canto.

¡Lejos, profanas gentes! No su acento
del placer muelle corruptor del alma
en ritmo candencioso hará suave
la funesta ponzoña,

¡Lejos, esclavos! Lejos: no sus gracias
cual vuestro honor trafícanse y se venden;
no en sangri-salpicados techos de oro
resonarán sus versos.

En pobre independencia, ni las iras
de los verdugos del pensar la espantan
de sierva a fuer; ni, meretriz impura,
vil metal la corrompe.

Fiera como los montes de su Patria,
galas desecha que maldad cobijan:
las cumbres vaga en desnudez honesta;
¡mas guay de quien la ultraje!

Sobre sus cantos la expresión del alma
vuela sin arte: números sonoros
desdeña y rima acorde; son sus versos
cual su espíritu, libres.

Duros son, mas son fuertes, son hidalgos
cual la espada del bueno: y nunca, nunca
tu noble faz con el rubor de oprobio
cubrirán, madre España,

cual del cisne de Ofanto los cantares
a la reina del mundo avergonzaron,
de su opresor con el infame elogio
sus cuitas acreciendo.

¡Hijo cruel, cantor ingrato! El cielo
le dio una lira mágica y el arte
de arrebatar a su placer las almas
y de arder los corazones;

le dio a los héroes celebrar mortales
y a las deidades del Olimpo… El eco
del Capitolio altivo aun los nombres,
que él despertó, tornaba,

del rompedor de pactos inhonestos
Régulo, de Camilo, el gran Paulo
de su alma heroica pródigo, y la muerte
de Catón generosa.

Mas cuando en el silencio de la noche
sobre lesbianas cuerdas ensayaba,
en nuevo son, del triunviro inhumano
la envilecida loa;

se oyó, se oyó (me lo revela el Genio)
tremenda voz de sombra invincada
que: ¡Maldito, gritó, maldito seas,
desertor de Filipos!

Tan blando acento y a la por tan torpe
tuyo había de ser, que el noble hierro
de la Patria en sus últimos instantes

lanzando feamente,

¡deshonor!, a tus pies, hijo de esclavo,
confiaste la salud: ¡maldito seas!
Y la terrible maldición las ondas

del Tíber murmuraban.

Preludios de mi lira, 1833.

Etiquetas:

ALFONSO ALBALÁ

Collage of photos of 18 Spanish known figures ...
Collage of photos of 18 Spanish known figures – Isabella of Castile, Ferdinand II of Aragon, Hernán Cortés, Ignatius of Loyola, Charles V, Holy Roman Emperor, Teresa of Ávila, Miguel de Cervantes, Francisco Goya, José María de Pereda, Rosalía de Castro, Benito Pérez Galdós, Leopoldo Alas y Ureña, Antoni Gaudí, Pablo Picasso, Salvador Dalí, Juan Carlos I of Spain, Antonio Banderas, Rafael Nadal (Photo credit: Wikipedia)

La poesía del cacereño Alfonso Albalá (1924-1973) está presidida por el amor a la tierra y el sentimiento religioso. Formalmente, destaca por la armonía de su lenguaje y la maestría de sus sonetos.

ESTE VERSO QUE HUELLA MI GARGANTA…

Este verso que huella mi garganta,
esta voz que no es voz, esta voz muda,
larva de voz que mi garganta anuda,
¿por qué me hace llorar? ¿por qué no canta?

¿Por qué en mi corazón hoy no levanta
este verso su antena, y se denuda
de forma, y llena el pecho, y hace ruda
esta voz que a su paso se adelanta?

Este verso sin voz, ni prisionero,
como brisa sin viento en la alameda,
verso del corazón, su carcelero,

punzante aguja de dolor, vereda
que lleva hacia el Señor, desde mi otero,
¿por qué se apaga y a mis voces veda?

Sonetos de la sed y otros poemas, 1979 (póstumo).

JOSÉ GUTIÉRREZ

«La Verdad, la Historia y el Tiempo» (también ...
«La Verdad, la Historia y el Tiempo» (también conocido como «Alegoría de la adopción de la Constitución de 1812». Óleo sobre lienzo. 294 x 244 cm. Nationalmuseum (Estocolmo, Suecia). (Photo credit: Wikipedia)

El granadino José Gutiérrez (1955) concibe el poema como la “plasmación artística, a través del lenguaje, de nuestros impulsos más verdaderos”. Rigor poético y autenticidad moral son los dos principios que se impone como creador.

POÉTICA

Un deseo de luz para las manos,
esta lira que suena en mi silencio,
cuchillada de sol entre los ojos,
alto vuelo de pájaros solemnes
sobre el dolor del mundo: denso olvido;
navaja cenicienta, la palabra,
es el arma que esgrimo.

Primeros poemas, 1976.

POLÉMICA ALREDEDOR DE LO QUE HAY QUE DECIR,POEMA DE GÜNTER GRASS

Günter Grass
Günter Grass (Photo credit: Wikipedia)

El escritor alemán y premio Nobel de Literatura Günter Grass, autor de la premiada novela El tambor de hojalata, criticó con dureza la política nuclear de Israel contra Irán, en un poema publicado la semana pasada en distintos diarios del mundo.

“La potencia nuclear Israel amenaza la ya de por sí frágil paz mundial” y está “fuera de control”, sostuvo el novelista de 84 años en el texto publicado por el diario alemán Süddeutsche Zeitung, el italiano La Repubblica, el estadounidense The New York Times y el español El País.

¿Por qué he guardado silencio hasta ahora?”, se preguntó el literato alemán, quien aseguró que hasta ahora había callado para evitar la “condena” de ser acusado de “antisemita”.

FUENTE: http://zonaliteratura.com/index.php/2012/04/09/polemica-alrededor-de-lo-que-hay-que-decir-poema-de-gunter-grass/

English: Drawing for The New York Times
English: Drawing for The New York Times (Photo credit: Wikipedia)

“Creía que mi origen, marcado por un estigma indeleble, me impedía atribuir ese hecho al país de Israel, al que estoy y quiero seguir unido”, dijo.

La reacción no se hizo esperar: el órgano que representa a los judíos en Alemania consideró “irresponsable” y “agresivo” el poema de Grass y lo calificó como “un panfleto de agitación agresivo”, en palabras de Dieter Graumann, presidente del Consejo Central de los Judíos en Berlín.

Front Page of the german Newspaper Süddeutsche...
Front Page of the german Newspaper Süddeutsche Zeitung 2009/05/20 (Photo credit: Wikipedia)

Graumann consideró “triste” que el premio Nobel de Literatura alemán “dé vuelta a los hechos” de forma “irresponsable”. “La amenaza a la paz no proviene de Israel, sino de Irán”, añadió.

El Nobel de Literatura había revelado en 2006 que fue miembro de las Waffen-SS nazis cuando tenía 17 años y los críticos lo acusaron de haber callado tantos años ese dato mientras fustigaba el pasado nazi de otras figuras públicas.

La que sigue es la traducción de Miguel Sáenz del poema de Grass, publicada por El País de España, y la versión original que se publicó en el diario alemán Süddeutsche Zeitung:

Günter Grass y Lo que hay que decir

English: The Israel Philharmonic Orchestra's 7...
English: The Israel Philharmonic Orchestra’s 70th Anniversary. Français : L’orchestre philharmonique d’Israël, photographié lors de son 70 e anniversaire. (Photo credit: Wikipedia)

Lo que hay que decir

Por qué guardo silencio, demasiado tiempo,
sobre lo que es manifiesto y se utilizaba
en juegos de guerra a cuyo final, supervivientes,
solo acabamos como notas a pie de página.
Es el supuesto derecho a un ataque preventivo
el que podría exterminar al pueblo iraní,
subyugado y conducido al júbilo organizado
por un fanfarrón,
porque en su jurisdicción se sospecha
la fabricación de una bomba atómica.
Pero ¿por qué me prohíbo nombrar
a ese otro país en el que
desde hace años —aunque mantenido en secreto—
se dispone de un creciente potencial nuclear,
fuera de control, ya que
es inaccesible a toda inspección?
El silencio general sobre ese hecho,
al que se ha sometido mi propio silencio,
lo siento como gravosa mentira
y coacción que amenaza castigar
en cuanto no se respeta;
“antisemitismo” se llama la condena.
Ahora, sin embargo, porque mi país,
alcanzado y llamado a capítulo una y otra vez
por crímenes muy propios
sin parangón alguno,
de nuevo y de forma rutinaria, aunque
enseguida calificada de reparación,
va a entregar a Israel otro submarino cuya especialidad
es dirigir ojivas aniquiladoras
hacia donde no se ha probado
la existencia de una sola bomba,
aunque se quiera aportar como prueba el temor…
digo lo que hay que decir.
¿Por qué he callado hasta ahora?
Porque creía que mi origen,
marcado por un estigma imborrable,
me prohibía atribuir ese hecho, como evidente,
al país de Israel, al que estoy unido
y quiero seguir estándolo.
¿Por qué solo ahora lo digo,
envejecido y con mi última tinta:
Israel, potencia nuclear, pone en peligro
una paz mundial ya de por sí quebradiza?
Porque hay que decir
lo que mañana podría ser demasiado tarde,
y porque —suficientemente incriminados como alemanes—
podríamos ser cómplices de un crimen
que es previsible, por lo que nuestra parte de culpa
no podría extinguirse
con ninguna de las excusas habituales.
Lo admito: no sigo callando
porque estoy harto
de la hipocresía de Occidente; cabe esperar además
que muchos se liberen del silencio, exijan
al causante de ese peligro visible que renuncie
al uso de la fuerza e insistan también
en que los gobiernos de ambos países permitan
el control permanente y sin trabas
por una instancia internacional
del potencial nuclear israelí
y de las instalaciones nucleares iraníes.
Solo así podremos ayudar a todos, israelíes y palestinos,
más aún, a todos los seres humanos que en esa región
ocupada por la demencia
viven enemistados codo con codo,
odiándose mutuamente,
y en definitiva también ayudarnos.

Literatura Caps
Literatura Caps (Photo credit: fotosfera)

Was gesagt werden muss

Warum schweige ich, verschweige zu lange,
was offensichtlich ist und in Planspielen
geübt wurde, an deren Ende als Überlebende
wir allenfalls Fußnoten sind.
Es ist das behauptete Recht auf den Erstschlag,
der das von einem Maulhelden unterjochte
und zum organisierten Jubel gelenkte
iranische Volk auslöschen könnte,
weil in dessen Machtbereich der Bau
einer Atombombe vermutet wird.
Doch warum untersage ich mir,
jenes andere Land beim Namen zu nennen,
in dem seit Jahren – wenn auch geheimgehalten –
ein wachsend nukleares Potential verfügbar
aber außer Kontrolle, weil keiner Prüfung
zugänglich ist?
Das allgemeine Verschweigen dieses Tatbestandes,
dem sich mein Schweigen untergeordnet hat,
empfinde ich als belastende Lüge
und Zwang, der Strafe in Aussicht stellt,
sobald er mißachtet wird;
das Verdikt “Antisemitismus” ist geläufig.
Jetzt aber, weil aus meinem Land,
das von ureigenen Verbrechen,
die ohne Vergleich sind,
Mal um Mal eingeholt und zur Rede gestellt wird,
wiederum und rein geschäftsmäßig, wenn auch
mit flinker Lippe als Wiedergutmachung deklariert,
ein weiteres U-Boot nach Israel
geliefert werden soll, dessen Spezialität
darin besteht, allesvernichtende Sprengköpfe
dorthin lenken zu können, wo die Existenz
einer einzigen Atombombe unbewiesen ist,
doch als Befürchtung von Beweiskraft sein will,
sage ich, was gesagt werden muß.
Warum aber schwieg ich bislang?
Weil ich meinte, meine Herkunft,
die von nie zu tilgendem Makel behaftet ist,
verbiete, diese Tatsache als ausgesprochene Wahrheit
dem Land Israel, dem ich verbunden bin
und bleiben will, zuzumuten.
Warum sage ich jetzt erst,
gealtert und mit letzter Tinte:
Die Atommacht Israel gefährdet
den ohnehin brüchigen Weltfrieden?
Weil gesagt werden muß,
was schon morgen zu spät sein könnte;
auch weil wir – als Deutsche belastet genug –
Zulieferer eines Verbrechens werden könnten,
das voraussehbar ist, weshalb unsere Mitschuld
durch keine der üblichen Ausreden
zu tilgen wäre.
Und zugegeben: ich schweige nicht mehr,
weil ich der Heuchelei des Westens
überdrüssig bin; zudem ist zu hoffen,
es mögen sich viele vom Schweigen befreien,
den Verursacher der erkennbaren Gefahr
zum Verzicht auf Gewalt auffordern und
gleichfalls darauf bestehen,
daß eine unbehinderte und permanente Kontrolle
des israelischen atomaren Potentials
und der iranischen Atomanlagen
durch eine internationale Instanz
von den Regierungen beider Länder zugelassen wird.
Nur so ist allen, den Israelis und Palästinensern,
mehr noch, allen Menschen, die in dieser
vom Wahn okkupierten Region
dicht bei dicht verfeindet leben
und letztlich auch uns zu helfen.

English: Logo for El País Español: Logo de El ...
English: Logo for El País Español: Logo de El País Français : Logo de El País Català: Logotip de El País Galego: Logotipo de El País Euskara: El País logotipoa (Photo credit: Wikipedia)
The prisoner of war record of German author an...
The prisoner of war record of German author and Nobel Prize winner Günter Grass as of his capture as a Waffen-SS soldier at the end of World War II. (Photo credit: Wikipedia)

EN VERDAD OS DIGO,CUENTO DE JUAN JOSÉ ARREOLA

English: St. Niklaus, Valais, Switzerland

Manuel Casanueva Carrasco. Obra en el Pacífico
Manuel Casanueva Carrasco. Obra en el Pacífico (Photo credit: Wikipedia)

Manuel Casanueva Carrasco. Obra en el Pacífico (Photo credit: Wikipedia)

Saint Niklaus-MBA Lyon A1549-IMG 0642
Saint Niklaus-MBA Lyon A1549-IMG 0642 (Photo credit: Wikipedia)

Saint Niklaus-MBA Lyon A1549-IMG 0642 (Photo credit: Wikipedia)

Todas las personas interesadas en que el camello pase por el ojo de la aguja, deben inscribir su nombre en la lista de patrocinadores del experimento Niklaus.

Desprendido de un grupo de sabios mortíferos, de esos que manipulan el uranio, el cobalto y el hidrógeno, Arpad Niklaus deriva sus investigaciones actuales a un fin caritativo y radicalmente humanitario: la salvación del alma de los ricos.

Propone un plan científico para desintegrar un camello y hacerlo que pase en chorro de electrones por el ojo de una aguja. Un aparato receptor (muy semejante en principio a la pantalla de televisión) organizará los electrones en átomos, los átomos en moléculas y las moléculas en células, reconstruyendo inmediatamente el camello según su esquema primitivo. Niklaus ya logró cambiar de sitio, sin tocarla, una gota de agua pesada. También ha podido evaluar, hasta donde lo permite la discreción de la materia, la energía cuántica que dispara una pezuña de camello. Nos parece inútil abrumar aquí al lector con esa cifra astronómica.

La única dificultad seria en que tropieza el profesor Niklaus es la carencia de una planta atómica propia. Tales instalaciones, extensas como ciudades, son increíblemente caras. Pero un comité especial se ocupa ya en solventar el problema económico mediante una colecta universal. Las primeras aportaciones, todavía un poco tímidas, sirven para costear la edición de millares de folletos, bonos y prospectos explicativos, así como para asegurar al profesor Niklaus el modesto salario que le permite proseguir sus cálculos e investigaciones teóricas, en tanto se edifican los inmensos laboratorios.

En la hora presente, el comité sólo cuenta con el camello y la aguja. Como las sociedades protectoras de animales aprueban el proyecto, que es inofensivo y hasta saludable para cualquier camello (Niklaus habla de una probable regeneración de todas las células), los parques zoológicos del país han ofrecido una verdadera caravana. Nueva York no ha vacilado en exponer su famosísimo dromedario blanco.

Por lo que toca a la aguja, Arpad Niklaus se muestra muy orgulloso, y la considera piedra angular de la experiencia. No es una aguja cualquiera, sino un maravilloso objeto dado a luz por su laborioso talento. A primera vista podría ser confundida con una aguja común y corriente. La señora Niklaus, dando muestra de fino humor, se complace en zurcir con ella la ropa de su marido. Pero su valor es infinito. Está hecha de un portentoso metal todavía no clasificado, cuyo símbolo químico, apenas insinuado por Niklaus, parece dar a entender que se trata de un cuerpo compuesto exclusivamente de isótopos de níkel. Esta sustancia misteriosa ha dado mucho que pensar a los hombres de ciencia. No ha faltado quien sostenga la hipótesis risible de un osmio sintético o de un molibdeno aberrante, o quien se atreva a proclamar públicamente las palabras de un profesor envidioso que aseguró haber reconocido el metal de Niklaus bajo la forma de pequeñísimos grumos cristalinos enquistados en densas masas de siderita. Lo que se sabe a ciencia cierta es que la aguja de Niklaus puede resistir la fricción de un chorro de electrones a velocidad ultracósmica.

En una de esas explicaciones tan gratas a los abstrusos matemáticos, el profesor Niklaus compara el camello en tránsito con un hilo de araña. Nos dice que si aprovecháramos ese hilo para tejer una tela, nos haría falta todo el espacio sideral para extenderla, y que las estrellas visibles e invisibles quedarían allí prendidas como briznas de rocío. La madeja en cuestión mide millones de años luz, y Niklaus ofrece devanarla en unos tres quintos de segundo.

Como puede verse, el proyecto es del todo viable y hasta diríamos que peca de científico. Cuenta ya con la simpatía y el apoyo moral (todavía no confirmado oficialmente) de la Liga Interplanetaria que preside en Londres el eminente Olaf Stapledon.

En vista de la natural expectación y ansiedad que ha provocado en todas partes la oferta de Niklaus, el comité manifiesta un especial interés llamando la atención de todos los poderosos de la tierra, a fin de que no se dejen sorprender por los charlatanes que están pasando camellos muertos a través de sutiles orificios. Estos individuos, que no titubean en llamarse hombres de ciencia, son simples estafadores a caza de esperanzados incautos. Proceden de un modo sumamente vulgar, disolviendo el camello en soluciones cada vez más ligeras de ácido sulfúrico. Luego destilan el líquido por el ojo de la aguja, mediante una clepsidra de vapor, y creen haber realizado el milagro. Como puede verse, el experimento es inútil y de nada sirve financiarlo. El camello debe estar vivo antes y después del imposible traslado.

En vez de derretir toneladas de cirios y de gastar dinero en indescifrables obras de caridad, las personas interesadas en la vida eterna que posean un capital estorboso, deben patrocinar la desintegración del camello, que es científica, vistosa y en último término lucrativa. Hablar de generosidad en un caso semejante resulta del todo innecesario. Hay que cerrar los ojos y abrir la bolsa con amplitud, a sabiendas de que todos los gastos serán cubiertos a prorrata. El premio será igual para todos los contribuyentes: lo que urge es aproximar lo más que sea posible la fecha de entrega.

El monto del capital necesario no podrá ser conocido hasta el imprevisible final, y el profesor Niklaus, con toda honestidad, se niega a trabajar con un presupuesto que no sea fundamentalmente elástico. Los suscriptores deben cubrir con paciencia y durante años, sus cuotas de inversión. Hay necesidad de contratar millares de técnicos, gerentes y obreros. Deben fundarse subcomités regionales y nacionales. Y el estatuto de un colegio de sucesores del profesor Niklaus, no tan sólo debe ser previsto, sino presupuesto en detalle, ya que la tentativa puede extenderse razonablemente durante varias generaciones. A este respecto no está de más señalar la edad provecta del sabio Niklaus.

Como todos los propósitos humanos, el experimento Niklaus ofrece dos probables resultados: el fracaso y el éxito. Además de simplificar el problema de la salvación personal, el éxito de Niklaus convertirá a los empresarios de tan mística experiencia en accionistas de una fabulosa compañía de transportes. Será muy fácil desarrollar la desintegración de los seres humanos de un modo práctico y económico. Los hombres del mañana viajarán a través de grandes distancias, en un instante y sin peligro, disueltos en ráfagas electrónicas.

Pero la posibilidad de un fracaso es todavía más halagadora. Si Arpad Niklaus es un fabricante de quimeras y a su muerte le sigue toda una estirpe de impostores, su obra humanitaria no hará sino aumentar en grandeza, como una progresión geométrica, o como el tejido de pollo cultivado por Carrel. Nada impedirá que pase a la historia como el glorioso fundador de la desintegración universal de capitales. Y los ricos, empobrecidos en serie por las agotadoras inversiones, entrarán fácilmente al reino de los cielos por la puerta estrecha (el ojo de la aguja), aunque el camello no pase.

FUENTE: http://zonaliteratura.com/index.php/category/cuentos/

JUAN PABLO VILLACRESES MORAJUAN PABLO VILLACRESES MORA (Photo credit: Wikipedia)

Niklaus Riggenbach (1817-1899)

RELATED ARTICLES

DESVELO,POEMAS DE GILBERTO OWEN

La noche es para mí
La noche es para mí (Photo credit: Wikipedia)
Ella goes to the doctor
Ella goes to the doctor (Photo credit: happykatie)
Ella
Ella (Photo credit: david-emil)

Niños limpiabotas (Iraq, Basora, abril 2002)
Niños limpiabotas (Iraq, Basora, abril 2002) (Photo credit: taimambi)

GILBERTO OWEN

1. Pureza

¿Nada de amor -¡de nada!- para mí?
Yo buscaba la frase con relieve, la palabra
hecha carne de alma, luz tangible,
y un rayo del sol último, en tanto hacía luz
el confuso piar de mis polluelos.

Ya para entonces se me había vuelto
el diálogo monólogo,
y el río, Amor -el río: espejo que anda-,
llevaba mi mirada al mar sin mí.

¡Qué puro eco tuyo, de tu grito
hundido en el ocaso, Amor, la luna,
espejito celeste, poesía!

2. Canción

De la última estrella
a la primera
fue para oler las rosas.

Vuelta, al revés, del mundo,
abierta la memoria
de la primera estrella
a ti -mujer, idea-,
¿hasta cuándo la última?

3. La noche, que me espía por el ojo…

La noche, que me espía por el ojo
de la cerradura del sueño,
gotea estrellas de ruidos inconexos.
¿Para qué este hilo de aire con ecos?
Ya ningún lápiz raya mi memoria
con el número de ningún teléfono.

Mi mensaje cae conmigo
sin mis miradas, cuerdas de un trapecio
suspendido, otros días,
de mi cabeza sobre el cielo.

Y nadie inventa aún al inalámbrico
una aplicación para esto:
uno puede caer cien siglos
-sin una honda agua de sueño,
sin la red salvavidas de una antena-
al silencio.

4. El agua, entre los álamos…

El agua, entre los álamos,
pinta la hora, no el paisaje;
su rostro desleído entre las manos
copia un aroma, un eco…
(Colgaron al revés
ese cromo borroso de la charca,
con su noche celeste tan caída
y sus álamos hacia abajo,
y yo mismo, la cabeza en el agua
y el pie en la nube negra de la orilla.)

Llega -¿de dónde?- el tren;
corazón -¿de quién?- alargado,
oscuro y próspero, la vía
nos lo plantea = algo
más allá del alcance de los ojos.
Terremoto: llorando demasiado
los sauces salen al camino
como mujeres aterrorizadas.
Incendio: la luna, viento frío,
arrastra el humo de las sombras
hasta detrás del horizonte.

En el bosque, con tantos mármoles,
no queda sitio ya para las ninfas:
sólo Eco, tan menudita,
tan invisible y tan cercana.
Sólo una memoria sin nexo:
“cuéntalas bien
que las once son”.

Luego el castigo de la encrucijada
por el afán de haber querido
saber a dónde llevan todos los caminos:
1, al pueblo; 100, a la ciudad; 1000, al cielo;
todos de ti y ninguno a ti,
a tu centro impreciso, alma,
eje de mi abanico de miradas,
surtidor exaltado de caminos.

5. El recuerdo

Con ser tan gigantesco, el mar, y amargo,
qué delicadamente dejó escrito
-con qué línea tan dulce
y qué pensamiento tan fino,
como con olas niñas de tus años-,
en este caracol, breve, su grito.

6. Palabras

Sólo tu palabra,
río, deletreada,
repetida, agria.

Sólo las estrellas
-solas- en el agua
y despedazadas.

¡Ya viene la luna!
Río, despedázala,
como a tu palabra

el silencio, como
la noche a la amada,
río, por románticas.

7. Ciudad

Alanceada por tu canal certero,
sangras chorros de luces,
martirizada piel de cocodrilo.
Grito tuyo -a esta hora amordazado
por aquella nube con luna-,
lanza en mí, traspasándome, certera,
con el recuerdo de lo que no ha sido.

Y yo que abrí el balcón sin sospecharlo
también, también espejo de la noche
de mi propio cuarto sin nadie:

estanterías de las calles
llenas de libros conocidos;
y el recuerdo que va enmarcando
sus retratos en las ventanas;
y una plaza para dormir, llovida
por el insomnio de los campanarios
-canción de cuna de los cuartos de hora-,
velándome un sueño alto, frío, eterno.

8. Desamor

¡Qué bosque -cómo oprime- tan oscuro!
Ganas de sacudir los árboles
para que caiga aquella luz
que se quedó enredada
entre las ramas últimas.

-Ella se quedaría, esclava,
trémula entre los dedos de Josué
detrás del horizonte, sin remedio-.

¡Luz de ayer, luz de ayer,
lluévete, vertical, a mi memorial
¡Rompe las rejas de los troncos,
horizontal luz de mañana!

9. Adiós

Todo este día corrió
el tren por mi pensamiento.
Toda la noche su sirena
rayará mi desvelo.

Y no poder imaginar
el vértice hipotético
en que se une la vía, tan lejano.
Nunca, nunca podré beber el sueño
en la confluencia amarga de su grito
y mi sollozo, siempre paralelos
y persiguiéndose,
toda la noche, en mi desvelo.

10. Tierra que la guarda ahora…

Tierra que la guarda ahora
-montoncito de tierra
y un poco de savia en los árboles-.

Ramas sin marzo, sin viento,
metálicas, más de luna
que de árbol, casi de alma.

Esta vez no ha quedado nada
del día en mi mirada.
Noche demasiado lírica.

Ella estará aquí más presente
-viéndome completo-
que yo que la creo sólo
puñadito de tierra
y un poco de savia en los árboles.

11. Soledad

Soledad imposible conmigo tan aquí
y mi memoria tan despierta.

Y además la plegaria
por la estrella perdida, tan sin luz,
por Blanca de Nieves, dormida
nube con luna en su ataúd de cielo,
y por el campo, ese hospiciano prófugo
que equivocó la senda y se tiró,
ya cansado, a la orilla del camino,
desesperando de llegar al pueblo.

Y hay también las canciones perdidas
que no se sabe nunca quien cantó;
y esta correspondencia sin palabras
de ojos a estrella, de alma a luz de luna.

12. Adiós

El pañuelo de espumas
del rompeolas me lloraba, ¡adiós!,
y en la noche aquel grito -aquella estrella-,
¡ven! y mi corazón que era sólo
un temblor que cantaba, en medio,
y de mi hondura, hacia la nada,
ya sin mis ojos, yo.

Y mi nombre escrito en la arena,
y tu ascensión, luz, lumbre, sobre el mar;
luego de allá, lejos, la onda,
de aquí, de mí, la sombra
que todo lo borraban.

El mar dormía
como nunca, y como si fuera
ya para siempre, sin mi alma.

13. El tranvía

A esta hora ese telegrama amarillo
ya sólo trae malas noticias:
un hombre, yo, tan agobiado…

¡Cómo abre -¡qué lívida!-
sus ventanas, leyéndolo, mi casa!

14. Corolas de papel de estas canciones…

Corolas de papel de estas canciones.
Se abren cuando al alba
nocturna de la lámpara
rompe a cantar ociosa
la ternura enjaulada entre los dedos.

Se cierran cuando Venus matutina
cae desprendida de su rama,
aún no madura y ya picoteada
por el frío del alba verdadera.

15. Romance

Niño Abril me escribió de un pueblo
por completo silvestre, por completo.
Pero yo con mi sombra estaba
haciendo sube y baja
en balanza de aire, a la ventana,
y el pasado pesaba más,
y se divulgó aquella carta
al caer a pasearse al bulevar.

Señor policía el cielo,
yo no hice aquel verso, no,
que la estrella que veis ahogada
sola a mi espejo se cayó.

Camino incansable, automóvil
para poetas, siempre a cien
kilómetros, y río que se va;
el cenit viene con nosotros,
el horizonte huye sin fin.

Niño Abril me escribía: “En junio,
ya no flor y no fruto aún,
¿qué prefieres, el pan o el vino?”
-Yo prefiero el vino y el pan,
y ser a la vez yo y mi sombra,
y tener cabal todo el campo
en mi árbol del bulevar.

Señor policía el viento,
yo no ando desnudo, no.
que la sombra que veis llorando
de un sueño mío se cayó.

Final

Palabras oscuras, que entonces
me parecían, ¡ay! , tan claras.
Hoy me estaría aquí pensando
hasta el alba, desesperadamente,
sin arrancarles un sentido:
¡tan de otro me suenan,
tan lejanas!

En cambio ésta aún no modulada
que en mí dirá una voz innata,
¡qué desnuda la siento,
qué nueva aún y ya qué conocida!

Está en mí -y en ti, libro,
como un recién nacido en el regazo
frío de este silencio, este cadáver,
hoy, de aquellas palabras.

FUENTE:

http://zonaliteratura.com/index.php/2012/07/21/desvelo-poemas-de-gilberto-owen/

"ESCUPO LEGAÑAS…CORAZÓN NEUROTIC.

Madrid 4.09 El Retiro reflejos del sol
Madrid 4.09 El Retiro reflejos del sol (Photo credit: ferlomu)
Sentir Venezolano
Sentir Venezolano (Photo credit: Wikipedia)
Feliz Navidad y Año Nuevo 2010
Feliz Navidad y Año Nuevo 2010 (Photo credit: Nimmue Monterd)

“ESCUPO LEGAÑAS”…CORAZÓN NEUROTIC.

 

57f97f7f559178267b792aa70ed8bd76

.faltan 5 para las 12.
.faltan 5 para las 12. (Photo credit: .astama. is .eugenia.)

 

 

En un Sol torcido,
de esperanzas nuestras…
Al no comprender todavía,
todo lo que yo siento,
en el poder infinito,
de mi capacidad de sufrir.
Y cuando se trata de poesía,
vuelvo a sentir felicidades,
de tí a oscuras…
Escuchando mi música…
Me doy cuenta de cómo eres,
el sentir sobrecogedor
que escupe mi lengua
al torcérseme mi labio…
Sobrecojo tu imagen…
Eres tan bella…
Tanto como el Mundo entero,
en realidad uniforme y…
tamizada inteligencia;
he poseído a tantas mujeres,
que tu eres una belleza más…
Y siento no haberte sentido antes,
el sonido del piano en tus trenzas y…
aún escupo legañas,
de nuestro trabajo preponderante…
…Sé que eres tu a quién buscaba;
y sólo un rato mirándote,
tus lindos ojos
de cristál añíl…
Lo englobo todo,
como una finísima capa de amor,
te dejo ahí cantando…
Y,finalmente,voluntariamente,
acabamos los dos enamorados.
Hay!!!Dios mío…¿Cómo somos…?,
no somos serios con nuestro sentir,
sensibilidad y nomenclatura a parte,
haciendo siempre incapié en lo vulgar,
en la rutina,el sentir simple…,
prefabricado y amoral.

_________________
¡Querido Dios la única casa que te pido! es que podamos hacer las cosas que queremos y no tenías por que mandarnos enfermedades,hubiera sido un mundo más habitable,más hermoso y mejor para todos