Archivo de la etiqueta: California

HENRY MILLER (EEUU,1891-1980)

1af03b186ca0aa5239fcb22973a5f55f1b5721c6b509b10d9a0c091e42ae84242d43c3b4d432b9bb5312ed2e3f1a9d222d434374d1d43d77a12eb1a2dcebb7923d1d8dbe40b1eb00f605a2c231b9ed73

HENRY MILLER

Escritor estadounidense, cuyas obras vitalistas, anarcoides y eróticas desencadenaron grandes polémicas y censuras, pero que a la vez sirvieron para que, a partir de él, el sexo se tratará en la literatura con más normalidad. Nació en Nueva York el 26 de diciembre de 1891, ejerció distintos trabajos y asistió al City College de su ciudad natal durante un breve periodo de tiempo, antes de marcharse a París en 1930 huyendo de la Gran Depresión. En aquella ciudad, en la que residió durante diez años, llevó una vida bohemia, que describió en tres novelas eróticas de carácter autobiográfico, Trópico de Cáncer (1934), Primavera negra (1936) y Trópico de Capricornio (1939). Pasó un año en Grecia invitado por Lawrence Durrell y a su regreso en 1940 a los Estados Unidos y se instaló en Big Sur, California, desde donde rememoró su estancia helena en El coloso de Marussi (1941) original guía de Grecia, presentada como el lugar donde es posible recuperar lo que de divino tiene el ser humano. También publicó La pesadilla del aire acondicionado (1945-1947); una trilogía, La crucifixión rosada, formada por Sexus (1949), Plexus (1953) y Nexus(1960); Big Sur y las naranjas del Bosco (1957); y el estudio literario El mundo de D.H. Lawrence (1980). Por su vida y obras se convirtió en uno de los máximos defensores de la libertad tanto individual como literaria y su búsqueda de la “salvación” a través de experiencias intensas influyó enormemente en las ideas de la llamada Beat Generation. Los “Trópicos” están consideradas sus mejores novelas por su prosa fluida en la que funde obscenidad y espiritualismo, y salta con gran naturalidad del expresionismo más realista al divismo más simbólico. Su obra ha sufrido los ataques de la crítica feminista, debido a su retrato de la potencia masculina frente al masoquismo femenino. Murió el 7 de junio de 1980 en Pacific Palisades (California).

4aacbb8eea297594c261a4c4cee294da4ab89142a94ac054ec6cf38e37ddaad94d59bfb2318289a96e576b9831114e8b4e8e7f070f89aed300f37940c9a6c258

FUENTE: http://www.epdlp.com

 

TEXTOS

Henry Miller
Primavera negra (fragmento)

“ ¡Basta de espiar por el ojo de la cerradura!. ¡Basta de masturbarse en la oscuridad!. ¡Basta de confesiones públicas!. ¡Qué salten las puertas de sus quicios!. Quiero un mundo en el que la vagina esté representado por un rudo y honesto tajo, un mundo que sienta por los huesos y los contornos, los crudos colores primarios; un mundo que sienta miedo y respeto por sus orígenes animales.
Estoy harto de ver vaginas coquetas, disfrazadas, deformadas, idealizadas. Vaginas con las puntas de los nervios al aire. No quiero ver a las muchachas vírgenes masturbándose. En el secreto de sus habitaciones, o comiéndose las uñas, o arrancándose el pelo o echadas durante todo un capítulo en una cama llena de migas de pan.
Quiero los palos funerarios de Madagascar, con un animal encima de otro y en la cúspide Adán y Eva con un rudo y honesto tajo entre las piernas. Quiero hermafroditas que sean verdaderos hermafroditas, y no falsarios que caminan con penes atrofiados y vaginas secas. Quiero una pureza clásica, donde la porquería sea porquería y los ángeles sean ángeles. 

 

31b7d60af2b30438bff330831363b29e36ff04986921d9e4abcb1c4b81ab5b4f44ed80f2f8b40e419498f7e23c44e4a3

 

Henry Miller
Trópico de Cáncer (fragmento)

“ La subo sobre mí y, mientras las cuerdas me resuenan en los oídos; la habitación está obscura y la alfombra pegajosa con el kümmel derramado por todas partes. De pronto, parece como si se acercara la autora: es como agua arremolinándose sobre el hielo y el hielo está azul con la bruma que se alza, glaciares hundidos en verde esmeralda, gamuza y antílope, meros dorados, morsas retozando y el ambarino lucio saltando sobre el círculo ártico… Elsa está sentada en mis rodillas. Sus ojos son como ombligos diminutos. Miro su enorme boca, tan húmeda y brillante, y la cubro con la mía.
(…)
No tengo dinero, ni recursos, ni esperanzas. Soy el hombre más feliz del mundo. Hace un año, hace seis meses, pensaba que era un artista. Ya no lo pienso, lo soy. Todo lo que era literatura se ha desprendido de mí. Ya no hay más libros que escribir, gracias a Dios. Entonces, ¿qué es esto? Esto no es un libro. Es un libelo, una calumnia. El mundo es un cáncer que se devora a sí mismo.
(…)
Boris me acaba de hacer un resumen de sus ideas. Es un profeta del tiempo y dice que éste seguirá empeorando. Habrá más calamidades, más muerte, más desesperación. No se observa la más ligera indicación de un cambio… Debemos llevar el paso, cerrados en fila hacia la prisión de la muerte. Imposible escapar. El tiempo no cambiará.
(…)
Hacía sólo unos días que se había agarrado a mí desesperadamente, y después algo ocurrió, algo que ni siquiera está claro para mí ahora, y por su propia voluntad subió al tren y me volvió a mirar con esa sonrisa triste y enigmática que me desconcierta, que es injusta, forzada, de la que desconfío con toda mi alma. Y ahora soy yo, parado a la sombra del viaducto, quien tiendo los brazos hacia ella desesperadamente y en mis labios aparece esa misma sonrisa inexplicable, esa máscara que he colocado sobre mi pena. Puedo quedarme aquí parado y sonreír inexpresivamente, y por fervorosas que sean mis plegarias, por desesperado que sea mi anhelo, hay un océano enre nosotros; ella seguirá allí en la miseria, y yo caminaré aquí de una calle a otra, con lágrimas ardientes quemándome el rostro. 

 

279a22b0feb736242325abb97bd9c5d2337b3522bab78a760b8627dee00ecb8c75162201a08eddab01eaf9c74c449721

 

Henry Miller
Trópico de Capricornio (fragmento)

“ Laura, la ninfómana, baila la rumba, con el sexo exfoliado y retorcido como la cola de una vaca.
La danza del sábado por la noche, la danza de melones que se pudren el cubo de la basura, de moco verde fresco y ungüentos viscosos para las partes tiernas. La danza de las máquinas tragaperras y los monstruos que las inventan. La danza de los revólveres y los cabrones que los usan. La danza de la cachiporra y los capullos que golpean sesos hasta convertirlos en un pulpo de pólipo. La danza del mundo del magneto, la bujía que no hace chispa, el suave zumbido del mecanismo perfecto, la carrera de velocidad en una plataforma giratoria, el dólar a la par y los bosques muertos y mutilados. El sábado por la noche de la danza vacía del alma, en la que cada bailarín que brinca es una unidad funcional en el baile de San Vito del sueño de la tiña.
Laura, la ninfómana, esgrimiendo su vagina, con los dulces labios de pétalo de rosa dentados con garras de rodamiento de bolas y culo como una articulación de rótula. Centímetro a centímetro, milímetro a milímetro empujan por la pista el cadáver copulador. Y después, ¿zas!. Como si desconectaran un conmutador, cesa la música de repente y con la interrupción los bailarines se separan, con los brazos y las piernas intactos, como hojas de té que bajan al fondo de la taza. 

 

ab1089a26ac4b707ab8566bbeb93bb78c7fd13820066d8b23c5a1a28e18d90ecd240572ff4ee846fd69f1183508e46e7e6e1fc3fe6888d009e41e0a58fe32eaa

RELATED ARTICLES

LITERATURA FRANCESA,VIVIERON LA 2ª GUERRA MUNDIAL

Brive-la-Gaillarde

Brive-la-Gaillarde (Photo credit: Wikipedia)

English: The courtyard of Mission San Luis Rey...
English: The courtyard of Mission San Luis Rey de Francia, with the first pepper tree Schinus molle planted in California (1830) behind the arch. (Photo credit: Wikipedia)

English: The courtyard of Mission San Luis Rey de Francia, with the first pepper tree Schinus molle planted in California (1830) behind the arch. (Photo credit: Wikipedia)

jacques-de-bourbon-busset-portrait-noir-et-blanc

JACQUES DE BOURBON BUSSET (FRANCIA,1912-2001)

FUENTE :  http://www.epdlp.com/literatura.php

 

Escritor francés nacido en París. Miembro de la Academia Francesa, ferviente cristiano, fue autor de una notable obra literaria en la que adoptó como único nombre su egregio apellido, le gustaba definirse como un campesino apasionado de la metafísica. Era descendiente, por línea paterna, deSan Luis Rey de Francia, de Juan sin Miedo y deCésar Borgia, y por parte de su madre del célebre astrólogo y matemático Laplace. Tuvo la suerte de compartir estudios con Georges Pompidou, Roger Caillois y Simone Weil. Pasó la mayor parte de la Segunda Guerra Mundial como prisionero alemán. De Gaulle le nombró en 1944 presidente de la Cruz Roja francesa. Ese mismo año se casó con Laurence Ballande, alrededor de la cual giraría su creación literaria. Prueba de ello es su Le Livre de Laurence, diez volúmenes dedicados a su mujer y descritos por la crítica como un epitalamio perpetuo a su mayor gloria. Vinculó su actividad política al europeísmo y fue director del gabinete de Robert Schuman cuando éste era ministro de Exteriores en 1948. En 1957 ganó el premio de novela de la Academia Francesa por Le Silence et la Joie y en 1981 ocupó en la Academia Francesa el sillón que en su día correspondió a su antepasado Louis de Bourbon-Condé.  © Ramón Pérez-Maura

TEXTOS :

Le silence et la joie (fragmento)

“ Perdóname, Françoise, no dejo de respirar por ti, ésa es mi vida. Siento que todo depende de las próximas semanas. Tengo treinta y cinco años y ya pasó la edad de alimentar falsas esperanzas.
En el transcurso de estos años he respetado tu duelo. Luego, hace un mes, logré comprender que siempre te he amado. Parecía que te avergonzara, pero no huiste de mí. Y cuando evoqué el recuerdo de Henri, tú no respondiste. Yo sé cuánto le amabas y cuánto he sufrido. Jamás, te lo juro, si te conviertes en mi esposa, trataré de socavar el amor que sentías por él.
Soy obstinado, torpe. Cuando tenía doce años tú me llamaste derrochador. Es horrible, pero es demasiado tarde para que pueda cambiar. Ciertamente, sé que si te niegas a escucharme, mi vida será un desperdicio.
Dime, por favor, que puedo esperar. 

Thias_18_09_2006_-_copie

ROBERT MARGERIT (FRANCIA. 1910-1988)

homme

Escritor, pintor y periodista francés nacido en Brive-la-Gaillarde. Cursó sus estudios secundarios en Limoges. Aunque empezó a estudiar para notario para complacer a su padre, se centró en la pintura por afición y en la literatura por vocación. Empezó a ejercer el periodismo en la misma ciudad de Limoges a partir de 1931, tanto en un periódico local como en Radio-Limoges. A partir de 1948 se convirtió en redactor jefe del diario Le Populaire du Centre, periódico que había desaparecido durante la ocupación nazi. Su cuatrilogía de novela histórica acerca de la Revolución Francesa (con L’Amour et le TempsLes Autels de la PeurUn Vent d’acier, los tres publicados en 1963, y finalmente Les Hommes perdus, de 1968), le valió el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa.  © Lecturalia

TEXTOS :

El tesoro de Morgan (fragmento)

“ Mas todos soñábamos. Con la mar haciendo desaparecer nuestras preocupaciones y la vida que llevábamos, que nos volvía tan feroces como ingenuos, nos quedaba tiempo suficiente para soñar indefinidamente.
Si dos años atrás, cuando Bill Burke, el contramaestre, me hizo salir de la cámara de Flint para que firmara el contrato de fletamento (que era la ley del navío), me hubieran descrito la clase de vida que me aguardaba, no lo habría creído.
Pero, a excepción de las sobrias palabras del capitán designando mis funciones, nadie se encargó de decirme en qué consistía la rutina del mar. Bill me instruyó sin orden ni concierto sobre los rudimentos del oficio. Brice Coquelle me enseñó sus normas esenciales y así aprendí a determinar la altura de una estrella con el cuadrante y a trazar el derrotero en la carta de marear. El resto, lo aprendí yo solo mirando cómo lo hacían los demás. Imitaba sus gestos para agarrar los brandales que forman las escalas de viento. Ellos las subían corriendo, como si fueran escaleras. Yo remedaba la crispación de los dedos de sus pies para aferrarme al marchapié, es decir, un cabo afirmado al palo horizontal en el que se enverga la vela por el grátil, y que pende a lo largo de las vergas a manera de festón. El día que los vi empuñar las hachas de abordaje para asaltar la cubierta de un barco al que dábamos caza desde por la mañana, también los imité. Me batí como ellos porque ellos se batían. Le cogí el gusto a la lucha. Cada vez que asestaba una estocada con mi acero reluciente, pensaba en la tía Cathy, en la gente que necesitaba saberme culpable y en el verdugo que tan a conciencia cumplía con su oficio. Después de ese primer combate, redacté el inventario del botín y calculé las partes que tocaban según las reglas estipuladas en el contrato de fletamento. Por lo general, esa era mi función como cronista de a bordo entre los caballeros de fortuna.
Lo que atañía a la lucha podía haberlo imaginado. Lo que sobrepasaba cualquier previsión era la monótona vacuidad de los días transcurridos en una rutina cuyos detalles se borraban en un perpetuo retorno; ese eterno vagar sobre una marca si inmutablemente serena, a ratos con alguna turbonada, que se iba tan de repente como venía, donde de pronto parecía que el viento y las olas habían decidido suprimir nuestro impertinente cascarón de nuez, o, las más de las veces, en medio de la calma chicha de los tórridos mares ecuatoriales, con el navío abandonado a su propia suerte, inmóvil sobre su reflejo como una casa en medio de un lago. Nuestra vida era un débil rescoldo entre las cenizas; se consumía sin pena ni gloria en la repetición de los mismos gestos, arrastrándose lentamente entre el zafiro del cielo y el esmeralda de las aguas. 

English: Garden of La Guierle, Brive la Gailla...English: Garden of La Guierle, Brive la Gaillarde, France Français : Jardin de la Guierle, Brive la Gaillarde, France (Photo credit: Wikipedia)

Autorail X 2104 à Brive-la-GaillardeAutorail X 2104 à Brive-la-Gaillarde (Photo credit: Wikipedia)

Pourrat Henri

HENRI POURRAT (FRANCIA. 1887-1959)

Escritor francés nacido en Ambert. Nunca abandonó su región natal, a excepción del año que pasó en París, donde cursó estudios en el Liceo Henri IV, y de algunos escasos y breves viajes. En 1905, ingresó en el Instituto Nacional de Agronomía pero, enfermo de tuberculosis, debió regresar al seno de su familia e imponerse una vida calma y ordenada, que llenó con el trabajo de escritura, los paseos por el campo y la lectura. En diciembre de 1921, obtuvo el premio Figaro por el primer volumen de Gaspard des Montagnes y diez años más tarde, el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa, por la totalidad de la obra en cuatro volúmenes. En 1941, recibió el premio Goncourt por Vent de Mars y dedicó los doce últimos años de su vida casi exclusivamente al monumental Trésor des Contes, al que otorgaba suma importancia. Su obra, notablemente vasta -alrededor de cien libros- es muy diversa, poemas de juventud, novelas, biografías, ensayos históricos, filosóficos o religiosos y cuentos. Auvergne fue para él el lugar privilegiado que le permitió descubrir y comprender la naturaleza y el espíritu de la tierra para, desde allí, alcanzar lo universal. Gracias a su inmensa correspondencia con personas de orígenes muy diversos, a las visitas que recibía y a sus lecturas, se mantuvo permanentemente abierto al mundo.

images (5)

Parentignat

Gaspard des montagnes (fragmento)

“ ¿Nunca ha llegado a sentir una mayor dicha en la vida? Quizás al pensar en ella con verdadero vigor.
Estos misioneros intrépidos, que llevan el consuelo a los enfermos y moribundos, sin el menor temor, se exponen cada día al arbitrio del azar. La energía gallarda transforma y consagra al sacerdote del templo. Algunos sacerdotes deshonran los hábitos que visten e incrédulos son sorprendidos como el trueno que ruge.
El sacerdote que escuchaba todo esto, clamó:
-Acércate joven y mira las marcas en mi dorso como signo y testimonio de la fe.
Tiró de la sotana del presbítero y atónito contempló dos o tres enormes cicatrices…
Gaspard había sido bautizado por uno de aquellos refractarios tan cerca de Grange. La ceremonia se había desarrollado entre gendarmes, sin mucho decoro.
El padre sólo había de sumergirlo bajo una pila de piedra, afuera, como una burla en el patio, esperaba el carro. Así transcurrió aquel dos de septiembre entre el olor a heno y a mercado. 

Les Montagnards (fragmento)

“ Sus hombres hablaban de él con verdadera adoración. Un día vi cómo uno de ellos lo besaba. Aquella tarde del mes de abril había sido espléndida, al ser designado como instructor, a pesar de sus airadas protestas:
-Mi compromiso es con la lucha. Quiero luchar. Quiero combatir al lado de mis camaradas.
Seis semanas después, murió esbozando en sus labios una ignota sonrisa…Hubo reflexiones en aquellos pueblos montañeses de donde todos los hombres se habían ido y en donde las mujeres permanecían en duelo, sin floridos páramos o hermosas nubes. Hablo de los días de Verdún, nunca vistos. La memoria nunca abandonó la férrea conciencia que predispone a la muerte.
De antemano, el sacrificio había de ser realizado y el corazón sería circuncidado por funestos pensamientos acerca de la futilidad de la vida, de la certeza de una muerte segura, aunque morir antes o después no significaba nada.
Lo importante no era morir, sino morir con dignidad, sin lamentarse. Podría morir de enfermedad o ser atravesado por una bala. Así se expresaba el coronel Eilin.
-Te prohíbo llorar. Las lágrimas no deben asomar a tus ojos cuando escuches el murmullo de la muerte.
Sin embargo estas frases no mienten. El tiempo no es nada. ¿Qué podría haber mejor que vivir y servir con rectitud?
Aún, Pierre, no estás en la capilla azul. Los héroes de antaño tuvieron gestos propios de un gran corazón. Muere estando en pie. Esa será una breve y perfecta exaltación. Como la ramita del abeto, estos años de la guerra huirán de nuestra nación, hijo mío. 

English: L'Occitane en Provence store, Brive l...English: L’Occitane en Provence store, Brive la Gaillarde, France Français : Boutique L’Occitane en Provence, Brive la Gaillarde, France (Photo credit: Wikipedia)

Mission San Luis Rey. (Interior of Court.), fr...
Mission San Luis Rey. (Interior of Court.), from Robert N. Dennis collection of stereoscopic views (Photo credit: Wikipedia)

Mission San Luis Rey. (Interior of Court.), from Robert N. Dennis collection of stereoscopic views (Photo credit: Wikipedia)

Mission San Luis Rey de Francia, Established J...
Mission San Luis Rey de Francia, Established June 13, 1798, from Robert N. Dennis collection of stereoscopic views (Photo credit: Wikipedia)

Mission San Luis Rey de Francia, Established June 13, 1798, from Robert N. Dennis collection of stereoscopic views (Photo credit: Wikipedia)

RELATED ARTICLES

BERTOLT BRECHT (ALEMANIA,1898-1956)

brecht

RETRATOS DE BERTOLT BRECHT

brecht1brecht2brecht3brecht4brecht5brecht6

BERTOLT BRECHT

Poeta, director teatral y dramaturgo alemán, cuyo tratamiento original y distanciado de los temas sociales y de los experimentos revolucionarios ha influido enormemente en la creación y en la producción teatrales modernas. Brecht nació el 10 de febrero de 1898 en Augsburgo (Baviera), y se formó en las universidades de Munich y Berlín. En 1924, aparece como autor teatral en el Berlín Deutsches Theater, bajo la dirección de Max Reinhardt. Sus primeras obras muestran la influencia del expresionismo, el principal movimiento dramático de la época. En 1928, escribió un drama musical, La ópera de los dos centavos (conocida en algunos países como tres peniques o tres centavos), con el compositor alemán Kurt Weill. Este musical, basado en The Beggar’s Opera (1728) del dramaturgo inglés John Gay, era una cáustica sátira del capitalismo y se convirtió en el éxito teatral más importante de Brecht. Se estrenó en 1928 en Berlín. En 1924, había empezado Brecht a estudiar el marxismo, y, desde 1928 hasta la llegada de Hitler al poder, escribió y estrenó varios dramas didácticos musicales. La ópera Ascensión y caída de la ciudad de Mahagonny (1927-1929), también con música de Weill, volvía a criticar severamente el capitalismo. La preocupación por la justicia fue un tema fundamental en su obra. Durante este periodo inicial de su carrera, Brecht dirigía a los actores y empezó a desarrollar una teoría de técnica dramática conocida como teatro épico. Rechazando los métodos del teatro realista tradicional, prefería una forma narrativa más libre en la que usaba mecanismos de distanciamiento tales como los apartes y las máscaras para evitar que el espectador se identificara con los personajes de la escena. Brecht consideraba esta técnica de alienación, la -distanciación-, como esencial para el proceso de aprendizaje del público, dado que eso reducía su respuesta emocional y, por el contrario, le obligaba a pensar. Ejemplos, que incluía las obras La toma de medidasLa excepción y la reglaEl que dice sí y el que dice no, es la expresión más radical del propósito socialista de Brecht.

A causa de su oposición al gobierno de Hitler, Brecht se vio forzado a huir de Alemania en 1933, viviendo primero en Escandinavia y estableciéndose finalmente en California en 1941. Fue durante esos años de exilio cuando produjo algunas de sus mejores obras, como La vida de Galileo Galilei (1938-1939), Madre Coraje y sus hijos (1941), que consolidaron su reputación como importante dramaturgo, y El círculo de tiza caucasiano (1944-1945). Brecht se consideraba a sí mismo un hombre de teatro que se había liberado de las tendencias del teatro expresionista para experimentar con nuevas formas. Quería mostrar que ese cambio no sólo era posible sino que era necesario. Su versátil empleo de la lengua y de las formas poéticas -lenguaje clásico mezclado con el habla del hombre de la calle, versos libres e irregulares- lo dirigió a sacudir la conciencia del público y a llevarlo de una pasividad acrítica a la reflexión y, esperanzadamente, a la acción. En 1948, Brecht volvió a Alemania, se estableció en Berlín Este y fundó su propia compañía teatral, el Berliner Ensemble. Fue una figura controvertida en la Europa del Este, ya que su pesimismo moral chocaba con el ideal soviético del socialismo realista. A lo largo de su vida escribió también varias colecciones de poemas, que, con sus obras de teatro, lo sitúan entre los más grandes autores alemanes. Murió el 14 de agosto de 1956 en Berlín.

Statue of Brecht outside the Berliner Ensemble...
Statue of Brecht outside the Berliner Ensemble’s theatre in Berlin. (Photo credit: Wikipedia)

Statue of Brecht outside the Berliner Ensemble’s theatre in Berlin. (Photo credit: Wikipedia)

FUENTE: http://www.epdlp.com

ALGUNAS OBRAS RESUMIDAS:

A los hombres futuros, de Poesías escritas durante el exilio

“ I
Verdaderamente, vivo en tiempos sombríos.
Es insensata la palabra ingenua. Una frente lisa
revela insensibilidad. El que ríe
es que no ha oído aún la noticia terrible,
aún no le ha llegado.

¡Qué tiempos éstos en que
hablar sobre árboles es casi un crimen
porque supone callar sobre tantas alevosías!
Ese hombre que va tranquilamente por la calle
¿lo encontrarán sus amigos
cuando lo necesiten?

Es cierto que aún me gano la vida
Pero, creedme. es pura casualidad. Nada
de lo que hago me da derecho a hartarme.
Por casualidad me he librado. (Si mi suerte acabara,
[estaría perdido).
Me dicen: «¡Come y bebe! ¡Goza de lo que tienes!»
Pero ¿cómo puedo comer y beber
si al hambriento le quito lo que como
y mi vaso de agua le hace falta al sediento?
Y, sin embargo, como y bebo.

Me gustaría ser sabio también.
Los viejos libros explican la sabiduría:
apartarse de las luchas del mundo y transcurrir
sin inquietudes nuestro breve tiempo.
Librarse de la violencia.
dar bien por mal,
no satisfacer los deseos y hasta
olvidarlos: tal es la sabiduría.
Pero yo no puedo hacer nada de esto:
verdaderamente, vivo en tiempos sombríos.

II

Llegué a las ciudades en tiempos del desorden,
cuando el hambre reinaba.
Me mezclé entre los hombres en tiempos de rebeldía
y me rebelé con ellos.
Así pasé el tiempo
que me fue concedido en la tierra.
Mi pan lo comí entre batalla y batalla.
Entre los asesinos dormí.
Hice el amor sin prestarle atención
y contemplé la naturaleza con impaciencia.
Así pasé el tiempo
que me fue concedido en la tierra.

En mis tiempos, las calles desembocaban en pantanos.
La palabra me traicionaba al verdugo.
Poco podía yo. Y los poderosos
se sentían más tranquilos, sin mí. Lo sabía.
Así pasé el tiempo
que me fue concedido en la tierra.

Escasas eran las fuerzas. La meta
estaba muy lejos aún.
Ya se podía ver claramente, aunque para mí
fuera casi inalcanzable.
Así pasé el tiempo
que me fue concedido en la tierra.

III

Vosotros, que surgiréis del marasmo
en el que nosotros nos hemos hundido,
cuando habléis de nuestras debilidades,
pensad también en los tiempos sombríos
de los que os habéis escapado.

Cambiábamos de país como de zapatos
a través de las guerras de clases, y nos desesperábamos
donde sólo había injusticia y nadie se alzaba contra ella.
Y, sin embargo, sabíamos
que también el odio contra la bajeza
desfigura la cara.
También la ira contra la injusticia
pone ronca la voz. Desgraciadamente, nosotros,
que queríamos preparar el camino para la amabilidad
no pudimos ser amables.
Pero vosotros, cuando lleguen los tiempos
en que el hombre sea amigo del hombre,
pensad en nosotros
con indulgencia. 

Logo for a course
Logo for a course “Bertolt Brecht” (Photo credit: Wikipedia)

Logo for a course “Bertolt Brecht” (Photo credit: Wikipedia)

Historias del señor Keuner (fragmento)

“ El señor K. contemplaba un día una pintura que representaba ciertos objetos bastante caprichosamente.
-A algunos pintores -dijo- les ocurre lo mismo que a muchos filósofos cuando contemplan el mundo. Tanto se preocupan por la forma que se olvidan de la sustancia. En cierta ocasión, un jardinero con el que trabajaba me dió una podadora con el encargo de que recortase un arbusto de laurel. El arbusto estaba plantado en un macetón y se empleaba en las fiestas como elemento decorativo. Había que darle forma esférica. Comencé por podar las ramas más largas, mas por mucho que me esforzaba en darle la forma apetecida, no conseguía ni siquiera aproximarme. Una vez me excedía en los cortes por un lado; otra vez, por el lado opuesto. Cuando por fin obtuve una esfera, resultó demasiado pequeña. El jardinero me comentó decepcionado: “Muy bien, la esfera ya la veo, pero ¿dónde está el laurel?”.
(…)
El señor K. no consideraba necesario vivir en un país determinado. Decía:
-En cualquier parte puedo morirme de hambre.
Pero un día en que pasaba por una ciudad ocupada por el enemigo del país en que vivía, se topó con un oficial del enemigo, que le obligó a bajar de la acera. Tras hacer lo que se le ordenaba, el señor K. se dio cuenta de que estaba furioso con aquel hombre, y no sólo con aquel hombre, sino que lo estaba mucho más con el país al que pertenecía aquel hombre, hasta el punto que deseaba que un terremoto lo borrase de las superficie de la tierra. “¿Por qué razón -se preguntó el señor K.- me convertí por un instante en un nacionalista? Porque me topé con un nacionalista. Por eso es preciso extirpar la estupidez, pues vuelve estúpidos a quienes se cruzan con ella. 

english: Bertolt Brecht memorial at Bertolt—Br...
english: Bertolt Brecht memorial at Bertolt—Brecht—Platz in Berlin, in front of “Theater am Schffbauer Damm”/”Berliner Ensemble” german: Bertolt Brecht Denkmal auf dem Bertolt—Brecht—Platz in Berlin, vor dem “Theater am Schiffbauer Damm”/”Berliner Ensemble” (Photo credit: Wikipedia)

english: Bertolt Brecht memorial at Bertolt—Brecht—Platz in Berlin, in front of “Theater am Schffbauer Damm”/”Berliner Ensemble” german: Bertolt Brecht Denkmal auf dem Bertolt—Brecht—Platz in Berlin, vor dem “Theater am Schiffbauer Damm”/”Berliner Ensemble” (Photo credit: Wikipedia)

La ópera de dos centavos (fragmento)

“ MACHEATH. — Aunque la vida con sus oleadas tempestuosas nos haya empujado —a nosotros, viejos amigos de juventud— en direcciones totalmente opuestas; aunque nuestros intereses profesionales sean del todo distintos, y hasta podría decirse que están perfectamente contrastados, nuestra amistad ha sobrevivido a todo. ¡Miren y aprendan! Castor y Pólux, Héctor y Andrómaca, etcétera, etcétera. Muy rara vez ha sucedido que yo, humilde bandido (ya saben lo que quiero decir), haya dado un golpecito sin hacerle llegar a él, a mi amigo, una parte de las ganancias —¡una parte considerable, Brown!—en calidad de ofrenda y testimonio de mi inmutable fidelidad. Y muy rara vez ha sucedido —sácate el cuchillo de la boca, Jacobo— que él, el omnipotente jefe de policía, haya dispuesto una batida sin antes hacerme llegar a mí, a su amigo de juventud, un disimulado aviso. Esto y cosas parecidas siempre han sido recíprocas. ¡Miren y aprendan! (Toma a Brown del brazo.) Bueno, viejo Jackie, estoy encantado de que hayas venido: ha sido una gran prueba de amistad.
Pausa. Brown observa con aire apenado un tapiz colgado en el fondo.
MACHEATH. — Un Shira legítimo.
BROWN. — De la Compañía Oriental de Tapices.
MACHEATH. — Sí, allí nos servimos siempre. Sabes, Jackie, tenía verdadera necesidad de que hoy vinieses; espero que no te haya resultado demasiado violento, considerando tu situación.
BROWN. — Mac, sabes perfectamente que a ti nada puedo negarte… Pero ahora debo irme, estoy preocupadísimo: si durante la coronación de la reina ocurriese el más mínimo incidente…
MACHEATH. — Escucha, Jackie: mi suegro es un viejo asqueroso. Si tratase de meterme en líos, ¿hay algo contra mí en Scotland Yard?
BROWN. — En Scotland Yard no hay absolutamente nada contra ti.
MACHEATH. — Naturalmente.
BROWN. — Ya lo he arreglado todo. Buenas noches.
MACHEATH. (Dirigiéndose a los componentes de su banda). ¿Quieren levantarse o no?
BROWN (a Polly). — ¡Muchas felicidades! (Sale acompañado por Mac.)
JACOBO (que, entretanto, junto con Matías y Walter, ha conversado con Polly).— Debo confesar que, cuando oí que llegaba Brown, el Tigre, no pude reprimir ciertos temores.
MATÍAS. — Es una suerte, señora, que estemos en buenas relaciones con las altas autoridades.
WALTER. — Sí, Mac siempre tiene una carta en reserva que nosotros ni siquiera suponemos que existe. Pero también nosotros tenemos algo en reserva. Señores, son las nueve y media.
MATÍAS. — Y ahora viene lo más hermoso.
Todos se dirigen hacia el fondo, a la izquierda, y se ubican detrás del tapiz. Entra Mac.
MACHEATH.— Bueno, ¿qué hay?
MATÍAS. — Una última sorpresa, capitán. Detrás de la cortina los bandidos vuelven a cantar la canción de Bill Lawgen, pero esta vez en voz baja y con expresión sentimental. A las palabras de “el nombre preguntó”, Matías arranca el tapiz y todos prosiguen cantando, rugiendo y dando palmadas sobre una cama que estaba allí oculta.
MACHEATH. — Gracias, camaradas; les agradezco de todo corazón.
WALTER. — Y ahora nos esfumamos sin hacer ruido.
Todos los componentes de la banda hacen mutis.
MACHEATH. — Y ahora los sentimientos deben tener su parte. De lo contrario, el hombre se convierte en un esclavo de su profesión. ¡Siéntate, Polly! (Música.) ¿Ves la luna sobre Soho?
POLLY. — La veo, amor. ¿Sientes latir mi corazón, querido?
MACHEATH. — Lo siento, amada.
POLLY. — Donde tú vayas, también yo iré.
MACHEATH. — Y donde tú te quedes, también yo me quedaré. 

Poster for the Riverside Shakespeare Company's...
Poster for the Riverside Shakespeare Company’s production of Edward II. New York, 1982. (Photo credit: Wikipedia)

Poster for the Riverside Shakespeare Company’s production of Edward II. New York, 1982. (Photo credit: Wikipedia)

Salmo 5, de Desde el Acuario

“ He apurado la copia hasta el fondo. Es decir, he sido seducido.
Era un niño, y me amaron.
El mundo se desesperaba, pues yo me mantenía puro. Ella
se revolcó por el suelo ante mí, con miembros tiernos
y atrayente trasero. Me mantuve firme.
Para calmarla, cuando se excitó demasiado, yací con ella
y me volví impuro.
El pecado me satisfizo. La filosofía me ayudaba al amanecer,
cuando velaba. Me convertí en lo que querían.
Miré largo tiempo hacia arriba y pensé que el cielo estaba
triste sobre mí. Pero veía que le era indiferente.
Él se amaba a sí mismo.
Ahora hace tiempo que me ahogué. Yazgo hinchado sobre
el fondo.
Los peces viven dentro de mí. El mar se está agotando. 

Brecht House
Brecht House (Photo credit: Wikipedia)

Brecht House (Photo credit: Wikipedia)

Satisfacciones

“ La primera mirada por la ventana al despertarse
el viejo libro vuelto a encontrar
los rostros entusiasmados
nieve, el cambio de las estaciones
el periódico, un perro, la dialéctica
bañarse, nadar, música antigua
zapatos cómodos, comprender, música nueva
Escribir, plantar, viajar, cantar y ser amable. 

English: Book cover of Bertolt Brecht "Le...English: Book cover of Bertolt Brecht “Leben des Galilei” (Photo credit: Wikipedia)
RELATED ARTICLES