Archivo de la etiqueta: Austria

SIGMUND FREUD (AUSTRIA,1856-1939).”LECTURA PARA TRASTORNOS NERVIOSOS”

1a6ea003b928fa05d8b804bdf5b6d532

1de269350380b85a310220be224793ef

 

2eb6c61d174bac2660ed2b04308b77e8

 

7e0fea3e0fdf11402590abd757fe7f1f

 

7f9285e9d14459469734d60df13af07b

 

54f60d9e169655d278c1977f895a1afa

SIGMUND  FREUD

En 1886 Freud se estableció como médico privado en Viena, especializándose en los trastornos nerviosos. Su obra más importante fue La interpretación de los sueños (1900). En ella analiza (además de algunos sueños de sus pacientes, amigos, hijos, e incluso de personajes famosos) muchos de sus propios sueños, registrados durante tres años de autoanálisis iniciados en 1897. Este trabajo expone todos los conceptos fundamentales en que se asientan la teoría y la técnica psicoanalítica. En 1902 Freud fue nombrado profesor titular de la Universidad de Viena. Este honor no era, sin embargo, debido al reconocimiento de sus aportaciones, sino como resultado de los esfuerzos de un paciente con influencias. El mundo médico todavía contemplaba su trabajo con hostilidad, y sus siguientes escritos, Psicopatología de la vida cotidiana (1904) y Tres ensayos para una teoría sexual (1905), no hicieron más que aumentar este antagonismo. Tras el comienzo de la I Guerra Mundial, Freud abandonó casi la observación clínica y se concentró en la aplicación de sus teorías a la interpretación psicoanalítica de fenómenos sociales, como la religión, la mitología, el arte, la literatura, el orden social o la propia guerra. En 1923 se le detectó un cáncer en la mandíbula que precisó de un tratamiento constante y doloroso, por el que tuvo que someterse a varias operaciones quirúrgicas. A pesar de estos sufrimientos, continuó su actividad durante los dieciséis años siguientes, escribiendo principalmente sobre asuntos filosóficos o culturales. Cuando los nazis ocuparon Austria, en 1938, Freud se trasladó con su familia a Londres, donde falleció el 23 de septiembre de 1939. Entre otros de sus trabajos habría que destacar Tótem y Tabú (1913),Más allá del principio del placer (1920), Psicología de masas (1920), El yo y el ello (1923), El malestar en la cultura (1930), El porvenir de una ilusión (1927), Introducción al psicoanálisis (1933), y Moisés y el monoteísmo (1939).

FUENTE: http://www.epdlp.com

bf06d07256df694fff61dbf123cdc5a9

TEXTOS:

El malestar en la cultura (fragmento)

“ El designio de ser felices que nos impone el principio del placer es irrealizable; mas no por ello se debe –ni se puede- abandonar los esfuerzos por acercarse de cualquier modo a su realización. Al efecto podemos adoptar muy distintos caminos, anteponiendo ya el aspecto positivo de dicho fin –la obtención del placer-, ya su aspecto negativo –la evitación del dolor-. Pero ninguno de estos recursos nos permitirá alcanzar cuanto anhelamos. La felicidad, considerada en el sentido limitado, cuya realización parece posible, es meramente un problema de la economía libidinal de cada individuo. Ninguna regla al respecto vale para todos; cada uno debe buscar por sí mismo la manera en que pueda ser feliz. Su elección del camino a seguir será influida por los más diversos factores. Todo depende de la suma de satisfacción real que pueda esperar del mundo exterior y de la medida en que se incline a independizarse de éste; por fin, también de la fuerza que se atribuya a sí mismo para modificarlo según sus deseos. 

nitrato-de-plata-26-c2b7-tc3b3tem-y-tabc3ba-c2b7-brassai-c2b7-colloque-c3a0-madrid-20e-sic3a8cle

Tótem y Tabú (fragmento)

“ Los hermanos expulsados se reunieron un día, mataron al padre y devoraron su cadáver, poniendo así un fin a la existencia de la horda paterna. Unidos, emprendieron y llevaron a cabo lo que individualmente les hubiera sido imposible. Puede suponerse que lo que les inspiró el sentimiento de su superioridad fue un progreso de la civilización quizá, el disponer de un arma nueva. Tratándose de salvajes caníbales era natural que devorasen el cadáver. Además, el violento y tiránico padre constituía seguramente el modelo envidiado y temido de cada uno de los miembros de la asociación fraternal, y al devorarlo se identificaban con él y se apropiaban una parte de su fuerza. La comida totémica, quizá la primera fiesta de la Humanidad, sería la reproducción conmemorativa de este acto criminal y memorable que constituyó el punto de partida de las organizaciones sociales, de las restricciones morales y de la religión. 

67ba2c49d3b400c8a1c78e7bb554c37b

 

68884cf0204769e6085054c49eb9ac59

 

a3f3c6dbd2046af4d8895f4eab2c0d9d

 

f3ddb1754d331af492abe6ad1e348d5a

RELATED ARTICLES

E.M.FORSTER – EDWARD MORGAN FORSTER – (GRAN BRETAÑA,1879-1970)

E.M. Forster, Edward Morgan Forster, 1.1.1879-7.6.1970 webgrab for Hardcastle

E.M. FORSTER

VIDA

Hijo de Edward Morgan Llewelyn Forster y de Alice Clara Whichelo (apodada “Lily”), iba a ser llamado Henry, pero le pusieron Edward por error. Durante su infancia vivió en Rooksnest, una casa de Hertfordshire, cerca de Stevenage. Su padre, arquitecto, murió un año y medio después de su nacimiento.

Estudió primeramente en el Colegio Tonbridge en Kent y más tarde ingresó en el King’s College de la Universidad de Cambridge,donde estudió literatura clásica e historia. Allí formó parte del grupo Los Apóstoles, del cual muchos de sus integrantes llegaron a formar parte del Círculo de Bloomsbury. Gracias a haber pertenecido al grupo Los Apóstoles, también conocido como Cambridge Conversazione Society, conoció a personajes como John Maynard Keynes y Lytton Strachey.

Vivió una temporada en Italia y tras su regreso a Inglaterra, se entregó exclusivamente a la escritura. Entabló una amistad con el profesor universitario y humanista G. L. Dickinson, y con él visitó, en 1914EgiptoAlemania y la India. Al acabar sus estudios universitarios, viajó por Europa con su madre y vivió con ella en Weybridge y Abinger Hammer en Surrey hasta que falleció, en 1945. Sus varios viajes a países europeos como AustriaGrecia o Italia le inspiraron en diversas obras suyas. Su primera novela, Donde los ángeles no se aventuran fue publicada cuando contaba con 26 años, en el año 1905.

E.M._Forster_Paris_1935

Mientras trabajaba para la Cruz Roja en Egipto en los años 191617, conoció en Ramleh a un joven egipcio de 17 años, llamado Mohamed el-Adl. En este país llegó a conocer al poeta griego Constantino Cavafis. Después de una segunda estancia en la India se publicó una de las obras más célebres del autor inglés, Pasaje a la India, en la que analiza el conflicto entre las culturas occidentales e indias.

Después de la Primera Guerra Mundial (191418), dirigió durante un tiempo el periódico laborista Daily Herald. Participó en las protestas contra la censura de una novela lésbica titulada El pozo de la soledad, de Radclyffe Hall.

Durante los años 193040 se hizo muy famoso gracias a sus intervenciones en la radio BBC y, además de ello, fue nombrado presidente de British Humanist Association. A principios de estos años, Forster tuvo una feliz relación con un policía llamado Bob Buckingham. Hizo amistad con la mujer de éste, la cual la integró en su círculo en el que se encontraban el escritor y director del The Listener J. R. Ackerley, el compositor Benjamin Britten, el poeta Siegfried Sassoon y el novelista Forrest Reid, entre otros.

EM-Forster

Edward Morgan Forster, novelista y ensayista inglés cuyas novelas, escritas en un estilo caracterizado por su concisión y fluidez, exploran las actitudes que crean barreras entre las personas. Nació en Londres el 1 de enero de 1879 y estudió en el King’s College de la Universidad de Cambridge, donde le eligieron para formar parte de un grupo de debate, ‘Los apóstoles’, en el que conoció a miembros del que sería el Grupo de Bloomsbury. Después de vivir cierto tiempo en Italia, volvió a Inglaterra para dedicarse por entero a escribir. Su primera novela, Donde los ángeles no se aventuran (1905), que se publicó cuando tenía 26 años, pone de manifiesto un estilo sorprendentemente maduro.

38-1

e.-m.-forster-a-room-with-a-view-cd-unabridged-audio-book-3640-p

Después publicó El viaje más largo (1907) y Una habitación con vistas (1908). La construcción de estas tres novelas supuso una reacción contra la larga y tediosa forma de argumentar de las novelas victorianas. En parte autobiográficas, también expresan un tema recurrente en los ensayos de Forster: la necesidad de combatir el materialismo de la clase media a través de una mayor atención por las cosas de la mente y la imaginación. Este tema lo aborda más directamente en su obra maestra, La mansión (1910), y en la última novela que escribió, Pasaje a la India (1924), que analiza el conflicto entre las culturas desde la relación personal ambigua entre una viajera inglesa y un hombre indio en tiempos del gobierno británico, y pone de manifiesto su aversión por el imperialismo.

tumblr_mcei3pOLAT1rwz799o1_500

Publicó dos libros de relatos en vida, El autobús celestial (1914) y El momento eterno (1924). La novela Maurice (1971, escrita entre 1913 y 1914) y La vida futura (1924, libro de cuentos escritos a lo largo de su vida) tratan ambos de la homosexualidad, y no se publicaron hasta después de su muerte. Forster expresó sus pensamientos y opiniones en los libros de ensayos Abinger Harvest(1936) y Dos vítores por la democracia (1951), así como en sus libros de viajes La colina de Devi (1953), un relato de su estancia en la India en el que se basó para Pasaje a la India, y Alejandría, historia y guía(1922, revisada en 1961), este último basado en las funciones civiles que desempeñó mientras vivía en aquella ciudad durante la I Guerra Mundial (1914-1918). Forster también dirigió durante algún tiempo, después de la I Guerra Mundial, el Daily Herald, un periódico del partido laborista, y escribió el libreto para la ópera Billy Bud (1951), del compositor inglésBenjamin Britten, así como un importante libro de crítica literaria, Aspectos de la novela, basado en las clases que dio en la universidad de Cambridge en 1927. Fue miembro activo del PEN y en 1928 luchó contra la prohibición de El pozo de la soledad, deRadclyffe Hall; más adelante, en 1960, se pronunció en defensa de El amante de lady Chatterley, de D. H. Lawrence. Miembro honorario del King’s College de la Universidad de Cambridge, residió allí desde 1946 hasta su muerte en Coventry, Inglaterra, el 7 de junio de 1970. Su reputación como crítico sigue vigente, y el interés por sus novelas se ha visto incrementado a raíz de su reciente adaptación al cine.

520 wow bookcase

TEXTOS:

Aspectos de la novela (fragmento)

“ A muchos de la vieja generación les fue leído en voz alta cuando eran niños; se entrelaza con felices recuerdos sentimentales con vacaciones o residencia en Escocia. Lo quieren realmente por la misma razón por la que quise y sigo queriendo The Swiss Family Robinson. Podría hablarles ahora de ella y sería una conferencia apasionada debido a las emociones sentidas en la niñez. Cuando mi inteligencia decaiga enteramente no me ocuparé más de la gran literatura. Volveré a la costa romántica donde el barco chocó produciendo una terrible conmoción, arrojando a cuatro semidioses llamados Fritz, Ernest, Jack y el pequeño Franz, junto con su padre, su madre y un almohadón que contenía todos los artefactos necesarios para residir unos diez años en el trópico. 

English: Mrs. George Batten SingingEnglish: Mrs. George Batten Singing (Photo credit: Wikipedia)

892797

582629_224647110974450_1122962233_n

A-Passage-to-India-291848

Una habitación con vistas (fragmento)

“ El viajero que ha ido a Italia a estudiar los valores táctiles de Giotto, o la corrupción de Papacy, podría regresar recordando solamente el azul del firmamento y los hombres y mujeres que viven bajo su cielo.
(…)
Sucedía que Lucy, quien encontraba la vida diaria caótica, entraba en un mundo más estable cuando abría el piano. En ese momento no era respetuosa y condescendiente; no era una rebelde o una esclava. El reino de la música no es un reino de este mundo; acepta a aquellos que han sido despreciados igualmente por la enseñanza, el intelecto y la cultura. La persona común comienza a tocar, y se arroja en lo material sin esfuerzo, mientras nosotros observamos, maravillados como ellos huyen de nosotros, y pensamos como podríamos idolatrarlos y amarlos, podrían ellos descifrar sus visiones en palabras humanas, y sus experiencias en acciones humanas.
(…)
La vida escribió un amigo mio, es una ejecución pública del violín, en la que aprendes a tocar el instrumento mientras interpretas. 

image_normal

tumblr_lmsue2vJ4x1qzucf6o1_500

RELATED ARTICLES

WYSTAN HUGH AUDEN

Auden10

WYSTAN HUGH  AUDEN

Auden4

WYSTAN HUGH AUDEN

Reseña biográfica

Poeta y ensayista norteamericano de origen  inglés nacido en York, Yorkshire, en 1907.
Su infancia transcurrió en Birmingham donde su padre ejercía como profesor de la escuela de medicina. Muy pronto se interesó por la poesía, y al ingresar a la Universidad de Oxford, escribió los primeros poemas.  Su primera colección apareció en 1930, convirtiéndolo en la voz más influyente de la nueva generación de poetas ingleses.

FUENTE: http://www.amediavoz.com

8102514712_a6f00bb6ff
Visitó Alemania, Islandia, China y España, y finalmente se estableció en Estados Unidos en 1939 donde más tarde se hizo ciudadano americano.
Entre sus obras más destacadas se cuentan “Hombre doble” en 1941,  “El escudo de Aquiles” en 1955,“Poemas extensos completos”  en 1969 y “La edad de la ansiedad” ganadora del Premio Pulitzer en 1948.
De 1954 a 1973 fue director ejecutivo de la Academia Americana de Poetas y dividió la mayor parte se su tiempo entre Nueva York y Austria. Falleció en Viena en 1973.

2

Asilo de ancianos

Todos poseen un límite: cada uno
Tiene un matiz de daño muy distinto. La élite
Es capaz de arreglarse por sí misma,
Caminar apoyada en un bastón,
Leer completo un libro, interpretar
Movimientos de fáciles sonatas.
(Pero acaso la libertad carnal
Es el veneno del espíritu:
Conscientes de lo que ha sucedido y el porqué
Abominan su tristeza sin lágrimas.)
Luego vienen los de silla de ruedas, el promedio
Que soporta la tele
Y guiado por amables terapeutas
Canta en comunidad.
Después los solitarios que musitan
Palabras en el limbo, y al final
Los que ya son del todo incompetentes
Y como una parodia de las plantas
(Ellas pueden sudar sin ensuciarse).
No obstante, hay algo que los une:
Todos aparecieron cuando el mundo,
A pesar de sus males,
Era más habitable y más vistoso
Y los viejos tenían auditorio
Y un lugar en la tierra.
(El niño reprendido por su madre
Podía refugiarse con la abuela para ser consolado
Y escuchar algún cuento.)
Hoy ya todos sabemos qué esperar,
Mas su generación es la primera
Que se ha desvanecido de este modo:
No en casa sino asignada a un pabellón, arrojada
Como se arrumban fardos indeseables.

Mientras voy en el Metro para estar
Media hora con una del asilo,
Recuerdo quién fue ella en su esplendor.
Entonces visitarla era un orgullo
Y no una caridad.
¿Seré tan frío como para esperar
Un somnífero rápido, indoloro;
O bien para rogar, como ella ruega,
Que Dios o la naturaleza precipiten
Su función terrenal?
1970

Versión de José Emilio Pacheco

wh-auden-by-karsh

Canción de cuna

El estrépito del trabajo queda mitigado,
otro día ha llegado a su ocaso
y se ha cernido el manto de la oscuridad.
¡Paz! ¡Paz! Desprovee tu retrato
de sus vejaciones y descansa.
Tu ronda diaria ha concluido,
has sacado la basura,
respondido algunas cartas aburridas
y pagado una factura a vuelta de correo,
todo ello frettolosamente.
Ahora tienes permiso para yacer,
desnudo, aovillado cual quisquilla,
recostado en la cama, y disfrutar
de su acogedor microclima:
canta, Grandullón, canta arrorró.

Los antiguos griegos se equivocaban:
Narciso es un vejete,
domado por el tiempo, liberado al fin
de la lujuria de otros cuerpos,
racional y reconciliado.
Durante muchos años envidiaste
al hirsuto, el tipo machote.
Ya no: ahora acaricias
tu carne casi femenina
con enorgullecida satisfacción,
imaginando que eres
inmaculado e independiente,
calentito en la madriguera de ti mismo,
madonna y bambino:
canta, Grandullón, canta arrorró.

Deja que tus últimos pensamientos sean todo agradecimiento:
ensalza a tus padres que te dieron
un Super Ego de fuerza
que te ahorra tantas molestias,
llama a amigos y seres queridos por doquier,
luego rinde justo tributo
a tu edad, a haber
nacido cuando naciste. En la adolescencia
se te permitió conocer
hermosas antiguallas
que pronto desaparecerían de la faz de la tierra,
locomotoras de caldera venical, motores de balancín
y ruedas hidráulicas de admisión superior.
Sí, amor mío, has tenido suene:
canta, Grandullón, canta arrorró.

Ahora a caer en el olvido: que
la mente del vientre se apropie
por debajo del diafragma,
del dominio de las Madres,
quienes vigilan las Puertas Sagradas,
sin cuyas mudas advertencias
el yo verbalizador pronto
se conviene en un déspota despiadado,
lascivo, incapaz de amar,
desdeñoso, hambriento de estatus.
Si te acecharan los sueños, no les hagas caso,
pues todos ellos, tanto los dulces como los horrendos,
Son bromas de dudoso buen gusto,
demasiado insípidas para hacerles caso.
canta, Grandullón, canta arrorró.
Abril de 1972

Versión de Eduardo Iriarte
“Canción de cuna y otros poemas”

auden_190

Dichtung und wahrheit  (fragmento)

L
Este poema que deseaba escribir debería haber expresado exactamente lo que quiero decir cuando pienso
las palabras Te amo, pero no puedo saber exactamente qué quiero decir;
debería haberme resultado manifiestamente verdadero, pero las palabras no pueden
verificarse a sí mismas. Así que este poema quedará sin escribir. Eso no importa.
Llegas mañana; si estuviera escribiendo una novela en la que ambos fuéramos personajes,
sé exactamente cómo te recibiría en la estación: adoración en la mirada; en la lengua
guasa y
 lascivia.
Pero ¿quién sabe cómo te recibiré exactamente? ¿La Dama Bondad?
Vaya, esa sí que es una idea. ¿Se podría escribir un poema (un tanto desagradable, quizá)
sobre Ella?
1959

Versión de Eduardo Iriarte
“Canción de cuna y otros poemas”

irving_penn

Epílogo

Los mundos ficticios e intemporales
de significado manifiesto
no deleitarían,

uno fuera el nuestro
uno temporal donde nada
eslo que parece.

.  .  .

Un poema; un cuento:
pero cualquiera bueno
nos empuja a querer saber.

.  .  .

Sólo los pájaros poco melodiosos,
guerreros inarticulados,
necesitan un plumaje llamativo.

.  .  .

En una casa de citas, tanto
las damas como los caballeros
tienen motes únicamente.

.  .  .

El Mal enmudecido
tomó prestado el lenguaje del Bien
y a ruido lo redujo.

.  .  .
Un día triste y árido.
¿Qué falsedad pirata
ha decapitado tu raudal de Verdad?

.  .  .
En momentos afortunados parecemos a punto
de decir de veras lo que creemos que creemos: r
pero, incluso entonces, el ojo honrado debería guiñar.

.  .  .
La Naturaleza, consecuente y augusta,
no puede enseñarnos qué escribir o hacer:
con Ella lo real siempre es cierto,
y lo que es cierto también es justo.

.  .  .
El tiempo te ha enseñado
cuanta inspiración
te aportaron tus vicios,
la deuda de la imaginación
con la tentación
a la que cediste,
que más de un hermoso
verso expresivo
no habría existido,
si hubieras ofrecido resistencia:
como poeta, tú
sabes que es cierto,
y aunque en la Iglesia
a veces rezas
para sentirte contrito,
no funciona.
felix culpa, dices:
igual tienes razón.

Esperas, sí,
que tus libros te justifiquen,
te salven del infierno:
aun así,
sin parecer triste,
sin que en modo alguno
dé la impresión de que te culpa
(no le hace falta,
bien sabe
a qué hace caso
un enamorado del arte como tú),
Dios puede hacer
el Día del Juicio,
que te deshagas en lágrimas de vergüenza,
recitando de memoria
los poemas que
habrías escrito, si
hubiera sido digna tu vida.

Versión de Eduardo Iriarte
“Canción de cuna y otros poemas”

irving_penn4

Funeral blues

(De “Dos canciones para Hedli Anderson)

Paren todos los relojes, descuelguen el teléfono,
Eviten que el perro ladre dándole un hueso jugoso,
Silencien los pianos, y con un apagado timbal,
Saquen el ataúd, dejen pasar a los deudos.

Que los aviones nos sobrevuelen en círculos luctuosos
garabateando en el cielo el mensaje  Él ha muerto,
Pongan un crespón alrededor de los cuellos blancos de las palomas,
Que los policías de tráfico usen guantes negros de algodón.

Él era mi Norte, mi Sur, mi Este y mi Oeste,
Mi semana de trabajo y mi descanso dominical,
Mi mediodía, mi medianoche, mi palabra, mi canción;
Creí que el amor sería eterno, pero me equivoqué.

Ya no deseo las estrellas: apáguenlas todas;
Llévense la luna y desmantelen el sol;
Vacíen el océano y talen los bosques,
Porque ya nada puede volver a ser como antes.

Versión de Luis S.

w.h.-auden0614

La historia de la verdad

En aquellos tiempos en que ser era creer,
la Verdad era el súmmum de muchos creíbles,
más previa, más perpetua, que un león con alas de murciélago,
un perro con cola de pez o un pez con cabeza de águila,
en absoluto como los mortales, en tela de juicio por sus muertes.

La Verdad era su modelo mientras se afanaban en construir
un mundo de objetos perdurables en los que creer,
sin creer que la loza de barro y la leyenda,
el pórtico y la canción, eran veraces o embusteros:
la Verdad ya existía para ser cierta.

Esto ahora que, práctica como los platos de cartón,
la Verdad es convertible en kilovatios,
lo último por lo que nos regimos es un antimodelo,
alguna falsedad que cualquiera puede desmentir,
una nada en cuya existencia nadie tiene por qué creer.
1958 ¿?

Versión de Eduardo Iriarte
“Canción de cuna y otros poemas”

poets460

Related articles