ÁLVARO GARCÍA (POETA).”ABRE ESPACIO ENTRE EL SENTIR Y EL NOMBRAR”

Álvaro García (poeta)

 alvaro2

Álvaro García (Málaga1965) es un poeta y traductor español.

García escribe, según Álvaro Pombo, una poesía “profundamente lúcida”1 y ha sido calificado abiertamente como “una de las mentes jóvenes más lúcidas de la literatura española”.2 Amante de la poesía inglesa, destaca también como traductor —Philip LarkinW. H. AudenMargaret AtwoodKenneth White— y ha incursionado asimismo en el ensayo (en Poesía sin estatua expone el paso de la experiencia vital a la poemática).

be8dddd8cd96f5468f91d369f4664db4

Intemperie supone, según Víctor García de la Concha, “un ejercicio de ascesis indispensable para trascender la máscara engañosa de las cosas”;3 fue destacado por la revista El Cultural como uno de “los libros más significativos publicados en estos 30 años”.4 y situó a Álvaro García “a la cabeza de los poetas más jóvenes de su generación”5

ba9e976246cbd7a5817e60e726a47e8d

Para lo que no existe es una recreación de la distancia entre la existencia y su reverso. Los poemas de este libro que estuvo en el quinteto finalista del Premio Nacional6 configuran “un nuevo espacio de meditación sobre los límites de la vida, [con] un sustrato sutilmente crítico hacia los valores dominantes”. “Para lo que no existe es, en el fondo, un intento de superar la incapacidad del hombre para encontrar sentido a su lugar en la tierra”.7

5d626810cb7e789c7195be29f9ed6772

En El río de agua, nuevo poema-libro, “como esa música es memoria, que es ritmo, que es tiempo, concluye el poeta enlazando su muy metapoética meditación sobre el devenir con una indagación sobre nosotros mismos. No simplifica; pues lejos de ser lineal, el tiempo tiene meandros, corrientes secretas, permanencias y confluencias […]. Finalmente, bajo el agua, que también es algo amniótico, hay un atisbo de eternidad, en el fondo del tiempo”.10

49583a0d583bfdff86622c5e0e789aa4

La poesía —dice García en su ensayo Poesía sin estatua— no tiene que contar la vida, sino tener en cuenta lo vivido, “llevar tanto la vida como el lenguaje normales a una precisión poética que de algún modo se adelante a la muerte sin sobrepasarla con un especie de monumento vivencial o verbal. La técnica, ceremonia sin la cual no hay arte, otorga a la vez eficacia, respiración y distancia. Abre espacio entre el sentir y el nombrar”.11

Sus poemas han sido incluidos en diversas antologías como La generación de los 80Fin de siglo10 menos 30La nueva poesíaLa lógica de OrfeoPoesía española reciente (1980-1990)La inteligencia y el hacha o Las moradas del verbo.

a0d59d23ed3d2d3012b62e01d82685d5

Con Canción en blanco, Álvaro García ha obtenido en 2011 el Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe. La obra premiada es un nuevo poema-libro, con el que se cierra lo que el autor ha llamado tríptico de la reconstrucción poética. Según la crítica Ainhoa Sáenz de Zaitegui este poema “tiene algo de adictivo. […] Está escrita en español, pero en el de Borges, no en el de Unamuno. Pertenece a Europa, a Occidente, al mundo que ama la literatura. Revienta fronteras como revienta corazones. Álvaro García maneja la alquimia del instinto humano hasta volverlo animal, que es lo mejor que puede ser el instinto […] El continuum poeticum de Álvaro nos levanta del suelo, nos lleva a sitios. A nosotros mismos, a lo que hay de universal y eterno en lo que somos”.12 Según el crítico Luis García Jambrina, este libro supone “la culminación de un ciclo ambicioso y una trayectoria exigente; la consagración de uno de los poetas más destacados de su generación. Una poesía, a la vez, densa y transparente, misteriosa y reveladora”.13

El siguiente libro, Caída, constituye “un solo poema que es una de las experiencias más atrevidas y subrayables de la poesía española última”8 partiendo de una ruptura amorosa con la posterior mudanza, hecho que se abstrae para significar la mudanza de todos los significados, la caída en la conciencia del tiempo y en el simple estar. Aunque dividido en seis cantos, se trata de un poema único de 309 versos, que surgió de una situación emocional muy dolorosa, según el propio autor confesó: la separación de su mujer cuando el amor era aún muy intenso. Su escritura se convirtió en una especie de terapia de tres meses, de la que salió, afirma, mejor de lo que entró. “Este poema es un triunfo del arte sobre la ciencia; me ayudó a lograr lo que varios psicólogos de pareja no pudieron. Seguí la receta de los antiguos griegos, cuando los médicos aconsejaban escribir poemas para salvarse”. La crítica consideró este poema “un destello minucioso que viene desde los límites de una vida. Todo el poema parece esculpido en el aire, lo mismo que una melodía”.9

FUENTE: http://es.wikipedia.org

POEMAS DE ÁLVARO GARCÍA:

FUENTE: http://zonaliteratura.com

063247537d8374fb5cbc7b245f0132b8

Regreso

Tocar un cuarzo ahumado, vítreo y negro,
como quien busca en su naturaleza indiferente
la reconciliación entre hombre y mundo.
Aprendemos a ser lo que ya somos,
y este trozo de piedra es un regreso.

La piedra, en su secreto, es armonía,
memoria silenciosa del planeta,
regalo de una luz que se ha hecho sólida.
Cuánta vida en lo inerte de este cuarzo
que es cristalización de los milenios.

El tacto es humildad.
Los dedos no conocen: reconocen;
comprueban un origen, se aseguran
de ser tan realidad como la roca.
Cuando los dedos rozan los sillares
en una catedral de umbría y siglos,
rozas casi al descuido los orígenes,
comulgas más que otros que comulgan.

Aquel niño buscaba con su cara
el frío intemporal del mármol frío.
Pegada su mejilla a la columna,
parecía escuchar en la pared
no el rumor que hay tras ella, sino a ella.

Sobre la mesa, el cuarzo, luz oscura,
su noticia que llega con retraso.
¿Cuántos siglos tendrá, tan silencioso,
tan delante de mí, tan en sí mismo?
Aprendo a ser lo que de hecho soy,
fugaz parte del mundo,
viendo el cuarzo.
Esta piedra secreta, antigua y súbita,
este trozo de mundo en la mañana.

fd3c0c20e324365d258f1e819b5cd54c

Abril

Abril, la ceremonia de las hojas
que sólo puede hablarse con la canción en blanco,
la consecuencia de lo inconsecuente
a trozos que se unen al decirlos
lo mismo que las rayas del paseo
se vuelven línea entera en la velocidad.

Las cosas son seguidas sólo en función del tiempo.
Nada enlaza al instante con su aroma.
El día por ejemplo, el día es qué,
pero de pronto es un azul tranquilo
para decirnos el secreto breve
de ser gente que vive y hace planes,
que plancha el día en la camisa húmeda
y pulveriza el agua contra el rostro.

Mañana no estaré ya en este día
que el aire desmenuza en los tejados
tendidos al poniente
y al cabeceo largo de las olas
en las que suena el respirar del mundo
igual que nadie
habrá vivido un día exacto al anterior.
Abril que nos descansa de haber gastado el tiempo.
Mañana no seremos ya los mismos,
mañana no será esto lo que mire,
aire blando de abril para silbarlo,
para decir el día con palabras
y que sean felices de ser respiración de la memoria
y por debajo de los hechos nítidos,
entregados al fuego de la continuidad y de lo útil,
esa precisa combustión de nada
en busca siempre de algo que se quema también para ser algo,
como el tiempo, tú y yo,
lo que arde exacto en fuegos inexactos,
saber y no saber y ver las olas.

ef18c4dd85fbd6d60bda08e0ad2cea70

Las puertas

Me vence la manera
que dos misterios tienen de mostrarse
mutuamente, sin descubrirse,
como se miran entre sí las cosas
cerradas, las dos puertas
que en un pasillo enfrenta el arquitecto:
una tensión con límite en lo blanco
y es la orilla entre dos aconteceres.

La noche y estás tú
tras tu silencio y en tus ojos
como se está en los hechos,
presencia pura: el pasado
nos labra frente al otro sin querer,
y decir un pasado es excesivo.

Demasiada conciencia se acumula,
nos desborda, no somos con justeza.
Se llena de exterior un interior.
La penumbra de anhelo del que quiere.

1e275ce47be5986a0112aa7e8ac39a56

Vamos

Bueno, en el fondo sí
me gusta la poesía:
están las horas llenas de sí mismas
y son para los dos
y llorar de alegría es no llorar
y está todo el camino.

Ebrios de luz
se apoyan en el otro
porque no saben que tampoco puede,
sólo que sí que pueden porque van,
ya ves cómo sí vamos y nunca vi tan dentro
lo que se llama amor
que tengas buenos días a mi lado

e541dbe15467bd61e67fb4a6f33ea63d

El amanecer

Dormida,
en tu cansancio sólo hay cuerpo,
la materialidad del día grávido.
Soy yo quien imagina alma en tu alma,

la invento con mirar,
rozo tu sueño y eres toda
la que ni tú ni yo sabemos que eres.

Amanece lo exacto sin nosotros,
que nos quedamos fuera de su peso,
temblor de sol en la ventana.

Esta penumbra nos inhibe
de brusca realidad,
aunque amanezca.

Alma es dejar de ser
en algo
y amanece.

540cab45a906d75a6e7b0e8d44ed1129

Related articles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s