VICENTE ESPINEL (1550-1624)

046o1soc-1_mini

VICENTE ESPINEL 
(1550 – 1624)

Hijo de Francisco Gómez, que procedia se Santillana, en Asturias, y de su legítima esposa Juana Martínez, estudió sus primeras letras y música en Ronda con el bachiller Juan Cansino y se matriculó en la Universidad de Salamanca, donde aparece registrado los cursos de 1571 y 1572 con el nombre de Vicente Martínez Espinel, tomando el segundo apellido de su padre. Se sostuvo dando clases de canto, “antes dadas que pagadas”, y contempló el proceso inquisitorial contra fray Luis de León. Volvió a su tierra, como él mismo confiesa, “caminando a la apostólica”. En ese mismo año de 1572 unos tíos suyos le concedieron una capellanía que habían fundado, por consejo del trinitario fray Rodrigo de Arce. Con el favor de este religioso pudo volver a Salamanca, donde se hizo amigo de personajes tan importantes como Luis de Vargas, Manrique, los dos Argensolas, Pedro Liñán de Riaza, Marco Antonio de la Vega, Luis de Góngora, Luis Gálvez de Montalvo y otros muhcos más, y su música le abrió las puertas de los palacios del marqués de Tarifa, de los Alba y los Girones. Asistió a la casa de la noble señora doña Agustina de Torres, con quien se reunían los mejores músicos de entonces: Matute, Lara, Julio, Castilla etcétera. Vivió algún tiempo en Zaragoza con Lupercio y Bartolomé Leonardo de Argensola. Intentó entonces la carrera militar y fue soldado y, en Valladolid, de 1574 a 1577, fue escudero de Pedro de Castro, Conde de Lemos; estuvo a punto de acompañarlo cuando éste marchó junto al rey don Sebastián a la infausta campaña de África que terminó con la batalla de Alcazarquivir; pero se quedó en Sevilla viviendo con disipación entre lupanares y figones, acompañado de su inseparable guitarra. Esa vida disipada y bastante al margen de la ley hizo que el marqués de Algaba, que por entonces le protegía, le retirara esa protección y Espinel tuvo entonces que esconderse de la justicia y se acogió a sagrado.

Vicente Espinel
Vicente Espinel (Photo credit: Wikipedia)

Vicente Espinel (Photo credit: Wikipedia)

Vicente Espinel (Photo credit: Wikipedia)

El marqués de Denia le sacó de allí y le mandó a Italia para servir al Duque de Medina-Sidonia Alonso Pérez de Guzmán, nombrado para gobernar Milán; pero le apresaron los corsarios berberiscos y estuvo esclavizado en Argel hasta que le sacaron de allí los genoveses; desembarcó en Génova en 1573 y poco después marchó a Flandes, yendo a parar al ejército de Alejandro Farnesio cuando se aprestaba al ssalto de Maastrich. Allí encontró a su tío Hernando de Toledo, a quien dirigió una bellísima Égloga que canta sus amores con doña Antonia de Calatayud en Salamanca y Sevilla. Volvió a Milán con Octavio de Gonzaga y durante tres años recorrió toda la Lombardía, ya como soldado, ya como músico de la casa de don Antonio de Londoño. Hastiado del oficio de la pica y cansado de su vida transeúnte, obtuvo un beneficio en Roma (1587), donde le apreciaron ser “buen latino y buen cantor de canto llano”. Murieron sus padres y volvió a España desembarcando en Málaga, donde era obispo su amigo Francisco Pacheco de Córdoba. Por entonces escribió su Canción a su patria y la Epístola al obispo malagueño, poemas de arrepentimiento por su revuelta vida que le hicieron ganar el derecho a ordenarse sacerdote. Marchó a Madrid con esa idea, y lo hizo efectivamente en 1589, el mismo año en que retoma sus estudios, estudiando moral en Ronda, cantando misa en Málaga y logrando un beneficio en esta ciudad; se gradúa en Granada de Bachiller en Artes en 1589. En 1591 puso un sustituto en la capellanía del Hospital Real de Santa Bárbara en Ronda y marchó a Madrid, donde en ese mismo año publica sus Rimas, que había censurado en 1587 Alonso de Ercilla, quien las alabó como “de las mejores de España”. En 1596 le quitaron su beneficio a causa de su conducta y vida desarregladas en la Corte. En 1599 se gradúa como Maestro de Artes en la Universidad de Alcalá y toma posesión como capellán del Obispo de Plasencia en Madrid, puesto que don Fadrique Vargas Manrique le tenía reservado con 30.000 maravedíes anuales de emolumentos y el cargo aparejado de maestro de música, con 12.000 maravedíes más, cargos en los que estuvo hasta su muerte. En Madrid, fuera de pertenecer a la famosa cofradía de escritores e intelectuales del Santísimo Sacramento, perteneció a la Academia Poética que protegía Félix Arias Girón, y acudió al certamen literario organizado en 1622 con motivo de la canonización de San Isidro. Era un escritor y músico muy respetado: Cervantes, Lope de Vega, etcétera lo admiraban. Murió en Madrid el 4 de Febrero de 1624 siendo Capellán Mayor y maestro de música de la capilla del Obispo de Plasencia, y está enterrado en la bóveda de la parroquia de San Andrés.

English: Patio de Escuelas, University of Sala...
English: Patio de Escuelas, University of Salamanca, Salamanca, Spain Español: Patio de Escuelas, Universidad de Salamanca, Salamanca, España (Photo credit: Wikipedia)

English: Patio de Escuelas, University of Salamanca, Salamanca, Spain Español: Patio de Escuelas, Universidad de Salamanca, Salamanca, España (Photo credit: Wikipedia)

English: Patio de Escuelas, University of Salamanca, Salamanca, Spain Español: Patio de Escuelas, Universidad de Salamanca, Salamanca, España (Photo credit: Wikipedia)

FUENTE DEL TEXTO:http://www.los-poetas.com

 

POEMAS DE VICENTE ESPINEL

OCTAVAS

Nuevos efetos de milagro extraño
nacen de tu valor, y hermosura,
unos atentos a mi grave daño,
otros a un breve bien que poco dura:
De tu valor resulta un desengaño,
que el suyo le deshace a la ventura,
mas el semblante regalado y tierno
promete gloria en medio deste infierno.

Esa beldad que adoro, y por quien vivo
¡Dulcísima señora! en mí es de suerte,
que al más terrible mal, áspero, esquivo
en una gloria inmensa lo convierte.
Mas la severidad del rostro altivo,
y ese rigor igual al de la muerte
con sólo el pensamiento, y la memoria
promete infierno en medio desta gloria.

Y este miedo que nace tan cobarde
de tu valor, y mi desconfianza
el fuego hiela, cuando en mí más arde,
y las alas derriba a la esperanza:
Mas llega tu beldad haciendo alarde,
destierra el miedo, pone confianza,
alegra el alma, y con un gozo eterno
promete gloria en medio deste infierno.

Bien pudiera, gallarda Ninfa mía,
perder tu gravedad de su derecho,
y el perpetuo rigor, que en ti se cría
desamparar un rato el blanco pecho:
que aunque tiene tu talle, y gallardía
lleno de gloria el mundo, y satisfecho,
ese rigor, y gravedad notoria,
promete infierno en medio desta gloria.

Vuelvo los ojos do contemplo, y miro
el áspero rigor con que me tratas,
de temor tiemblo, y de dolor suspiro
viendo la sinrazón con que me matas:
a veces ardo, a veces me retiro,
mas todos mis intentos desbaratas,
que sólo uno no sé qué del pecho interno
promete gloria en medio deste infierno.

Negar que la apariencia del hidalgo
pecho, que en mi favor siempre se muestra,
no me levanta a más de lo que valgo,
y a nueva gloria el pensamiento adiestra,
jamás podré, si de razón no salgo;
más esme la fortuna tan siniestra,
que pervertiendo el fin desta vitoria
promete infierno en medio desta gloria.

 

Luis de Gongora, painted by Diego Velázquez in...
Luis de Gongora, painted by Diego Velázquez in 1622, five years before the poet’s death (Photo credit: Wikipedia)

Luis de Gongora, painted by Diego Velázquez in 1622, five years before the poet’s death (Photo credit: Wikipedia)

Luis de Gongora, painted by Diego Velázquez in 1622, five years before the poet’s death (Photo credit: Wikipedia)

SONETOS

1

Durar no puede, en tanta desventura
un corazón de padecer cansado,
que a mal tan importuno, y obstinado
no basta la paciencia, ni cordura:

Y si el deseo con mi daño dura.
y huelgo de vivir desesperado,
es por llegar a ver si muda estado
esta tu condición áspera, y dura.

Extiende un poco la encogida mano
liberal, franca a esta ánima mezquina,
que ofende a tu valor ser desdeñosa:

Y si tanto pensar me sale en vano,
aunque todos te adoren por divina,
ninguno te querrá por rigurosa.

Español: Retrato de Bartolomé Leonardo de Arge...
Español: Retrato de Bartolomé Leonardo de Argensola (Photo credit: Wikipedia)

Español: Retrato de Bartolomé Leonardo de Argensola (Photo credit: Wikipedia)

Español: Retrato de Bartolomé Leonardo de Argensola (Photo credit: Wikipedia)

2

No hay en mis males hora de descanso,
ni algún alivio en mi dolor inmenso:
y si por descansar alguno pienso,
do lo pensé hallar menos descanso.

Si con imaginar mis fuerzas canso,
discurriendo en mis males por extenso,
vengo a quedar atónito, y suspenso,
mas no por eso mi tormento amanso.

Si la imaginación algo se esfuerza
por darme un bien fantástico, y esquivo,
huye ligero por diversos modos.

Mirad cuán flaca, y miserable fuerza,
y en cuán desesperado estado vivo,
pues que me falta lo que sobra a todos.

Portada del Manuscrito Chacón de las obras de ...
Portada del Manuscrito Chacón de las obras de Luis de Góngora (Photo credit: Wikipedia)

Portada del Manuscrito Chacón de las obras de Luis de Góngora (Photo credit: Wikipedia)

Portada del Manuscrito Chacón de las obras de Luis de Góngora (Photo credit: Wikipedia)

3

Oscura nube los sentidos cubre,
falta el aliento, el corazón desmaya,
el mal se esfuerza, el alma tiene a raya,
la secreta pasión Liseo descubre.

Causa el grave dolor, que la salubre
sangre huyendo de las venas vaya,
sin que respeto en los suspiros haya,
ni en otros actos que vergüenza encubre.

Hasta que del cerebro destilado
el llanto rompe, y en el paso estrecho
de Célida mirando la luz pura,

¿Partida es ésta? (dijo), y de un helado
sudor cubierto, y anhelante el pecho,
con la espalda midió la tierra dura.

Portada de las Rimas de Lupercio y Bartolomé L...
Portada de las Rimas de Lupercio y Bartolomé Leonardo de Argensola (Photo credit: Wikipedia)

Portada de las Rimas de Lupercio y Bartolomé Leonardo de Argensola (Photo credit: Wikipedia)

Portada de las Rimas de Lupercio y Bartolomé Leonardo de Argensola (Photo credit: Wikipedia)

4

Alguna vez a su pesar levanto
de la antigua pasión al pensamiento,
por ver si con el curso, y movimiento
crece el tormento, o mengua tanto cuanto.

Y está tan hecho a su importuno llanto,
cortado a su medida el sufrimiento,
que no hay braveza de contrario viento,
que en él engendre alteración, ni espanto:

Y es la razón, porque mis graves daños,
tan en su punto la ocasión los puso,
que no pueden crecer haciendo ofensa:

Menguar tampoco, porque en tantos años
se han hecho naturales por el uso
la posesión gozando sin defensa.

Español: Fachada principal de la vieja Univers...Español: Fachada principal de la vieja Universidad de Salamanca. (Photo credit: Wikipedia)

Español: Fachada principal de la vieja Universidad de Salamanca. (Photo credit: Wikipedia)

5

Estas son las reliquias, fuego, y hielo
con que lloré y canté mi pena, y gloria
que pudieran ¡oh España! la memoria
levantar de tus hechos hasta el cielo.

Llevóme un juvenil furioso vuelo
por una senda de mi mal notoria,
hasta que puesto en medio de la historia
abrí la vista, y vi mi amargo duelo.

Mas retiréme a tiempo del funesto,
y estrecho paso, do se llora, y arde,
ya casi en medio de las llamas puesto,

Que aunque me llame la ocasión cobarde,
más vale errando arrepentirse presto,
que conocer los desengaños tarde.

PLASENCIA...BEJAR.PLASENCIA…BEJAR. (Photo credit: Jose Antonio Cotallo Lopez) 

6

En el Abril de mis floridos años,
cuando las tiernas esperanzas daba
del fruto, que en mi pecho se ensayaba,
para cantar mis bienes, y mis daños,

So especie humana, y disfrazados paños
se me ofreció una idea, que volaba
con mi deseo igual, mas tanto andaba,
que conocí de lejos mis engaños:

Porque, aunque en el principio iguales fueron
mi pluma, y su valor en competencia
Llevando el uno al otro en alto vuelo,

A poco rato mis sentidos vieron,
que a su ardor no haciendo resistencia
mi pluma, se abrasó, y cayó en el suelo.

Manrique DetailManrique Detail (Photo credit: Martin McDonald) 

7

Osando temo, estoy helado y ardo,
busco la paz, siguiendo la discordia
soyme contrario, y hallo en mí concordia,
y cuando más me animo, me acobardo.

De lo que emprendo me retiro, y guardo,
y hallo en el rigor misericordia
concierto, y soy la Diosa de discordia,
presuroso a mi mal, y a mi bien tardo.

Fue de elementos el principio mío
más de agua y tierra, que de fuego, y viento,
y agora en fuego me convierte el uso:

Mas aunque ardiente fuego un hielo frío
en mis entrañas engendrarse siento:
¿qué fuego es éste, o qué temor confuso?

…8,9,10,11,12,13,14,15.

Español: Estatua de Guzmán el Bueno de Tarifa
Español: Estatua de Guzmán el Bueno de Tarifa (Photo credit: Wikipedia)

Español: Estatua de Guzmán el Bueno de Tarifa (Photo credit: Wikipedia)

Español: Estatua de Guzmán el Bueno de Tarifa (Photo credit: Wikipedia)

 

 

RELATED ARTICLES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s